El sonido de las monedas de Super Mario Bros. será marca registrada

El sonido de las monedas de Super Mario Bros. será marca registrada

Por lo que parece, Nintendo está buscando que el tintineo de las monedas de Super Mario Bros. se convierta en una marca registrada en Japón.

Ciertamente insólito, pero si hacemos caso de esta noticia de Yahoo! News, Nintendo está tratando de obtener de parte de las autoridades japonesas el registro de marca del sonido de las monedas de Super Mario Bros. Por lo que se aprecia en la nota, de la que me enteré gracias a Kyle McLain (@FarmboyinJapan), en concreto se trata de la partitura para obtener este pequeña melodía.

Obviamente, todo mundo sabe que el tintineo de las monedas en modo alguno corresponde a dinero metálico real cayendo; es una composición que se remonta al primer Super Mario Bros. en el NES. Me parece raro que Nintendo no la haya registrado antes, en especial porque es una tonada bastante conocida y popular alrededor del mundo. Tiene al menos 30 años de existencia.

El sonido de las monedas de Super Mario Bros. será marca registrada

¿Por qué la compañía lo está haciendo? Me imagino que es una medida para “ajustar cuentas” con todos aquellos que usan este sonido y lucran precisamente con éste. Esto es en la forma de tono para teléfono móvil o para la creación de sus propios juegos. Si consigue el registro en Japón, es de imaginarse que la Gran N volverá a hacer lo mismo en otros países.

A mi no me parece una mala medida; total, es algo que Nintendo creó expresamente para los juegos de la serie de Super Mario Bros., y al igual que las melodías de los títulos de la franquicia debe de quedar amparado bajo las correspondientes leyes de derechos de autor. Pero como dije antes, ¿por qué no se hizo antes esto?

Quizá debido a que con la llegada de Internet, este tintineo se fue haciendo más popular y se empezó a usar de forma no autorizada, obteniéndose un beneficio en algunos casos. Si obtiene el registro de marca, la Gran N tendrá una nueva arma legal entre manos para hacer valer sus derechos, en especial contra desarrolladores carentes de escrúpulos.

Deja un comentario