Bravely Second vs. Bravely Default – Ediciones de Colección

Bravely Second vs. Bravely Default – Ediciones de Colección

Con la llegada de mi edición de colección de Bravely Second, decidí compararla con la de Bravely Default. Las diferencias fueron muy notorias.

Al igual que otras personas, en cuanto apareció disponible la Bravely Second: End Layer Collector’s Edition, decidí apartarla. Aunque un poco retrasada me llegó el día de ayer, y después de darle un vistazo a su contenido, pude notar que tiene notorias diferencias con respecto a la de su predecesor, Bravely Default Collector’s Edition. Como pueden ver en las imágenes que acompañan a esta nota, lo primero que destaca es el tamaño de ambas presentaciones.

La edición especial de Bravely Second se ve… ¡ENORME! Ciertamente, es algo que no solo me sorprendió a mí, sino a mi hermano que me hizo el favor de recibirla. Esto destaca mucho más al compararlo con la correspondiente a su antecesor. Antes de abrirla no tenía idea de a qué se debía esto, pero mis dudas quedaron aclaradas al hacerlo. Sí, el responsable de esto es el libro que la acompaña.

Bravely Second vs. Bravely Default

Es un volumen bastante grande, que comparándolo con el que acompañaba a Bravely Default, lo hace ver como un simple folleto. Sus medidas son de 30.48 x 21 x 2.54 cm, y cuenta con 255 páginas. Este libro salió en Japón el año pasado por separado; en el caso de las versiones para Occidente de la edición de colección de Bravely Second: End Layer, viene agregado como un excelente extra.

En verdad es un tomo bastante hermoso, y por lo que pude ver al hojearlo, la mayor parte de su arte está relacionado con esta nueva entrega de la serie. De momento les debo fotografías de su interior, pero cuando exista la oportunidad las compartiré con ustedes. Después de comparar de forma superficial los libros de ambas ediciones, decidí tomar una foto de su contenido.

Bravely Second vs. Bravely Default

En este aspecto son bastante similares, ya que ambas incluyen sendas copias de Bravely Default y Bravely Second, al igual que sus respectivos discos compactos con una selección de temas musicales, pertenecientes a los compositores japoneses Revo y Ryo, respectivamente. Pero la mayor diferencia que salta a la vista es que el primer juego de la serie si tiene por separado sus cartas de Realidad Aumentada, mientras que el segundo no.

Me hubiera gustado que también se manejara de la misma manera, pero… ¿qué se le va a hacer? Como pueden ver, este artículo tiene que ver con las ediciones americanas de estos títulos; las europeas agregan sendas figuras de Agnès Oblige, en su etapa pre y posterior como papisa. La verdad, en el primer caso no se perdió nada, ya que el figurine de Bravely Default para Europa era algo horrible.

Bravely Second vs. Bravely Default

Pero en el caso de Bravely Second: End Layer, es un asunto distinto. Ojalá que si existe Bravely Third (como sugiere cierta marca registrada), esta vez sí nos llegue cualquier estatuilla que sea lanzada en Japón, y que no se quede solamente en Europa. Sin embargo, para esto tendría que existir un cambio de actitud al interior de Nintendo de América, lo que no es seguro que llegue a darse algún día.

Deja un comentario