¿Cómo inició la relación para crear Mario & Sonic?

¿Cómo inició la relación para crear Mario & Sonic?

Conoce cómo Nintendo y Sega dejaron atrás sus diferencias, permitiendo que Mario & Sonic se hiciera realidad, además de otros proyectos.

El día de ayer, Game Informer publicó un muy completo artículo que toca diversos puntos acerca de la relación entre Nintendo y Sega. En su primera parte habla acerca de la rivalidad que existió entre Mario & Sonic, en especial en lo que respecta a sus juegos, y diversas personalidades del medio dieron sus aportaciones. Principalmente los diseñadores Yuji Naka, Takashi Iizuka y hasta Shigeru Miyamoto.

Con respecto a Naka, comentó que fue una pena que Sega dejara de hacer hardware, pero al menos eso permitió que Sonic the Hedgehog llegara a muchas diferentes consolas, y más gente pudiera disfrutar sus juegos. Por su lado, Iizuka reveló que cuando la franquicia del Erizo Azul se volvió multiplataforma, fue el primero que solicitó a la rama americana de la compañía que consiguiera que sus juegos llegaran a los sistemas de Nintendo. Esto ya lo había dejado ver en declaraciones anteriores.

También comentó que sabía muy bien que los fans de este personaje no estarían contentos con esta decisión, debido a la situación de esos días; en especial por la propaganda que se hacía. Pero cuando Sonic por fin llegó a la plataformas de la Gran N, Sega y Nintendo comenzaron a abrirse a la idea de crear un crossover entre sus personajes.

¿Quién fue la primera persona en mencionar dicha idea? Pues Yuji Naka, y aunque él dejó la compañía tiempo después, las conversaciones continuaron. De parte de los creadores del plomero, esta propuesta fue bien recibida, y Shigeru Miyamoto comentó que siempre pensó que era “algo grandioso tener a Mario & Sonic en el mismo juego”. Sin embargo, no estaba de acuerdo con que se tratara de un juego de acción.

¿Cuál era el problema con eso? Pues simplemente porque el sentimiento de velocidad era muy diferente entre ambos personajes. Miyamoto comentó que “eso no hubiera funcionado”. Esto de cierta manera aclara porque nunca se llevó a cabo este proyecto, a pesar de había la intención de hacerlo. De hecho, Naka aún en nuestros días sigue apoyando dicho concepto, como lo reveló hace tiempo.

Pero a final de cuentas se decidió que el nuevo juego no estuviera situado en ninguno de los universos establecidos de ambas franquicias. Debido a que Sega había adquirido la licencia de los Juegos Olímpicos, señaló Iizuka, se decidió aplicarla en el juego de Mario & Sonic. Lo demás es historia, y si desean ver el resto del artículo, será mejor que se den una vuelta por Game Informer.