Castlevania y Bloodstained – ¿Debe un autor alejarse del pasado?

Castlevania y Bloodstained - ¿Debe un autor alejarse del pasado?

Koji Igarashi trabaja en Bloodstained: Ritual of the Night, heredero de Castlevania. ¿Es correcto aprovechar este legado o mejor iniciar algo nuevo?

Desde hace unos días, y con motivo del 30 aniversario de Castlevania, una idea ha rondado por mi cabeza por un buen rato. Como bien saben, después de su salida de Konami, el productor Koji Igarashi tenía algo fijo en su mente. ¿Qué era? Pues simplemente, crear un “sucesor espiritual” para esta grandiosa saga. Fue así como desarrolló una campaña en Kickstarter, para apoyar la creación de Bloodstained: Ritual of the Night.

Castlevania y Bloodstained - ¿Debe un autor alejarse del pasado?

Castlevania y Bloodstained son hermanos

Nadie puede dejarse engañar por su nombre. Con solo darle un vistazo, uno se da cuenta de lo fuertemente inspirada que está la aventura de Miriam en la saga de la familia Belmont. A tal grado, que si en el remoto caso IGA adquiriera los derechos de Castlevania y le agregara dicho término a su título, dudo mucho que alguien pudiera sentirse extrañado ni mucho menos.

Bloodstained: Ritual of the Night y Castlevania son como hermanos concebidos por el mismo padre, pero de distinta madre. Si bien Igarashi no es en modo alguno el creador de la eterna batalla virtual contra el Conde Drácula, por un lapso de diez años dirigió el destino de esta franquicia. Por una década trabajó, comió, bebió y hasta durmió pensando en ella.

¿Puede culparse a IGA por hacer lo que más le gusta? Desde luego que no, pero será interesante ver que otros proyectos anunciará a futuro.

Teniendo en cuenta esto, no es de extrañar que la frase “los hábitos se vuelven costumbres” se aplique en su persona. Y es que el caso de Koji Igarashi con Castlevania y Bloodstained no es algo aislado, mi muchos menos. En realidad, solo es un ejemplo más de una actitud que hemos visto a lo largo de los últimos años y que está cada vez más presente. ¿A qué me refiero? Ahora les explico.

Castlevania y Bloodstained - ¿Debe un autor alejarse del pasado?

Intentando revivir las glorias del pasado

Resulta que cuando un creativo deja la compañía para la que trabaja, y funda su propio estudio o se une a otra, pareciera que no solo su forma de trabajar se va con él. Muchas veces, y en lugar de iniciar algo completamente nuevo, prefiere “andar sobre sus pasos” y crear algo que emule la experiencia de su obra más famosa o conocida. Ejemplos de éstos hay muchos en nuestros días.

Además de Koji Igarashi con Castlevania y Bloodstained, otro autor que cae en esta especie de “trampa” creativa es Keiji Inafune, y no solo una, sino hasta dos veces. Todavía está muy presente lo que hizo con Mighty No. 9, que lo único que no tiene de Mega Man es el nombre. Y lo mismo sucederá con Red Ash: The Indelible Legend, que comparte elementos afines con uno de los spin-offs del Blue Bomber, Mega Man Legends.

Hironobu Sakaguchi también es un ejemplo de esto. No por nada muchas personas consideran que hay mucho de Final Fantasy en uno de sus RPGs, The Last Story.

Otros ejemplos de esta misma situación podrían ser Shinji Mikami con The Evil Within, que tiene semejanzas con Resident Evil. O el propio Hideki Kamiya con Bayonetta, una serie que tiene claras similitudes con Devil May Cry. Nintendo no es ajeno a esta situación, a pesar de que suele mantener dentro de sus filas a la mayoría de los responsables de sus franquicias.

Castlevania y Bloodstained - ¿Debe un autor alejarse del pasado?

Nadie se escapa de este tipo de actitudes

Cuando Shouzou Kaga, el creador de Fire Emblem, dejó esta compañía decidió crear un juego que se inspiraba mucho en esta serie de SRPGs. Se trata de Tear Ring Saga, título que desarrolló para Tirnanog. Eran tan claras las similitudes entre ambas propiedades intelectuales, que la Gran N e Intelligent Systems entablaron un pleito legal, que a final de cuentas nunca fructificó.

¿Por qué todos estos creativos, una vez que terminan de trabajar con una compañía, deciden retomar las mecánicas de sus respectivas series y crear títulos semejantes? Como reza la sabiduría popular, “más vale camino viejo que sendero nuevo”. Si una fórmula tiene éxito desde el punto de vista financiero, sería tonto no volver a utilizarla. Y si hay demanda de los fans de por medio, pues ya se imaginarán.

Actualmente, Shouzou Kaga trabaja en otro juego inspirado en Fire Emblem, aunque con algunas mecánicas originales. Su nombre es Vestaria Saga.

Uno de los motivos que tuvo Inafune para crear Mighty No. 9 fue el vacío generado por la ausencia de nuevos juegos de Mega Man de parte de Capcom. Supo muy bien aprovechar la frustración de miles de fans para financiar esta aventura de Beck, aunque el resultado final quedó lejos de lo que había prometido. ¿Es lo mismo en el caso de Koji Igarashi con Bloodstained y Castlevania?

Castlevania y Bloodstained - ¿Debe un autor alejarse del pasado?

Si hay una demanda, debe de haber una oferta

Puede haber similitudes, ya que la demanda está muy presente. Sin embargo, los comentarios pasados de IGA dejaban ver que estaba aburrido de su situación en Konami. Podía ganar un buen dinero, pero le frustraba no trabajar en los juegos que más le gustaban. Quizá fue lo mejor que dejara la compañía, porque para un creador nada es más decepcionante que no hacer lo que le agrada.

Ahora, ¿es incorrecto trabajar en algo que ya se conoce? En modo alguno me atrevería a afirmar esto. Si bien puede decirse que hacerlo puede pecar de falta de creatividad, por ahí dicen que “zapatero, a tus zapatos”. Y es que a veces, volver a trabajar en lo que más le gusta a un diseñador puede dar resultados asombrosos. Bayonetta no es un mero clon de Devil May Cry, sino una evolución sublime de éste.

Se sabe muy poco acerca de Death Stranding como para decir que tendrá alguna similitud con Metal Gear Solid. Hay que darle el beneficio de la duda a Hideo Kojima.

Hideki Kamiya no tuvo nada que ver con las siguientes entregas de esta última franquicia, y fue gracias a la jornada de la sensual Bruja de Umbra que pudo expandir las ideas que se le quedaron en el restirador. Esto dio lugar a un título por demás refinado y pulido. Y cuando se trata de creatividad, no puede quejarse uno del Wonder Director. No por nada es el creador del maravilloso Ōkami y Viewtiful Joe.

Castlevania y Bloodstained - ¿Debe un autor alejarse del pasado?

“Salirse del molde” también tiene sus beneficios

Aunque el aspecto visual de este último se refleja en parte en The Wonderful 101, las diferencias entre ambos juegos son notorias para cualquiera que los ha jugado. Todavía falta ver que es lo que hará con Scalebound antes de poder juzgarlo de una forma apropiada. Incluso el propio Inafune, aunque se le acuse de la falta de originalidad, de vez en cuando da una sorpresa al respecto.

Al menos Soul Sacrifice no se parece en nada en lo que haya trabajado. A pesar de que algunos señalan semejanzas de esta serie con la de Monster Hunter, de todas maneras el nunca tuvo nada que ver con dicha franquicia. ¿Qué podemos concluir con lo que mencioné antes? Pues que la idea de reaprovechar lo creado antes por un autor, si bien puede no ser lo más creativo del mundo, tampoco es condenable.

¿Xenogears, Xenosaga y Xenoblade serían ejemplos de esto? Aunque similares en nombre, estas series de Tetsuya Takahashi no se relacionan y tienen notables diferencias.

Creo que depende mucho del resultado final y el recibimiento que tiene. Sin embargo, el que un diseñador no se encasille en una sola cosa y diversifique lo que hace, es algo que cualquier jugador siempre aprecia. Vean el caso de Yacht Club Games, que tenían la experiencia para crear una copia de Shantae, la serie más conocida de WayForward Technologies. En lugar de eso decidieron hacer Shovel Knight, que en nada se parece a las aventuras de la genio morenita.

¿Podrá Koji Igarashi superarse a sí mismo con Bloodstained: Ritual of the Night? ¿Será capaz de dejar atrás lo que hizo con la serie de Castlevania y agregar la suficiente innovación? Es algo que tendremos que verlo, aunque el 2018 todavía se ve muy lejano.

Deja un comentario