The Legend of Zelda: Breath of the Wild y el cumplimiento de un sueño

The Legend of Zelda: Breath of the Wild y el cumplimiento de un sueño

Esta es la historia de como alguien logró su sueño de trabajar con Nintendo y terminó creando The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Se que he compartido historias tristes, pero a la vez, enternecedoras acerca de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Pero la que viene a continuación es más bien una muestra que cuando existen las ganas de hacer las cosas, es posible solventar todos los obstáculos. Es la historia del estadounidense Corey Bunnell, y como el deseo de trabajar para Nintendo se volvió realidad.

Diez años atrás, Bunnel hizo una anotación en TranslatorsCafe acerca de invertir una buena porción de su último año en la escuela preparatoria como un estudiante de intercambio. Así tuvo la oportunidad de permanecer un tiempo en en el país del Sol Naciente, lo que fue una grandiosa experiencia para él. Más tarde escribió que su “más grande sueño era vivir en Japón y trabajar para Nintendo como un diseñador de videojuegos”.

Podía pensarse que era alguien que soñaba demasiado. ¿Sería posible ver a un creativo occidental entre las filas de una compañía japonesa? Ciertamente lo es, pero no es algo muy frecuente. Por mucho tiempo no se supo nada acerca de Corey Bunnell y su sueño. Llegó entonces el 3 de marzo del 2017, y los fans de la Gran N compraron y disfrutaron de The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

No faltó quienes después del debido esfuerzo y dedicación terminaron con este gran título. Después, como era de esperarse aparecieron los créditos, y prácticamente todo el equipo a cargo tenía nombres japoneses. No por nada son miembros de Nintendo EPD. Pero hubo gente que notó un nombre que resaltaba entre los demás. Era en la sección de “Wildlife Programming” (Programación de la Vida Salvaje).

Como bien saben, ese fue uno de los aspectos más cuidados de este título. Y ahí aparece la prueba de la persona que cumplió con su sueño: Corey Burnell. No solo trabaja ahora para Nintendo, sino que pudo contribuir a crear uno de los más grandiosos juegos de la Gran N, The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Quien descubrió esto fue Calamity Jen‏ (@GeneticJen), pero me enteré gracias a Nintendo Everything.

Ojalá algún otro medio, después de conocer esta historia, pudiera entrevistarlo. De seguro podría contarnos la historia completa de cómo fue que entró a trabajar en Nintendo. Porque las probabilidades de que sea otra persona pero con el mismo nombre me imagino que son muy escasas. Pero si fuera así, también será una muy sorprendente coincidencia.