Nintendo derrota otra vez a Tomita por la patente del Nintendo 3DS

Nintendo derrota otra vez a Tomita por la patente del Nintendo 3DS

Nuevamente Nintendo se anotó una victoria en contra de Tomita Technologies por el caso de una polémica patente acerca del Nintendo 3DS.

Antes que nada, unos cuantos antecedentes. El 25 de abril del año pasado la orden original que le exigía a Nintendo pagar el 1.82% del precio de cada Nintendo 3DS a Tomita Technologies, por una violación de patente, fue anulada. Ese fue el aparente final de un caso judicial que se remonta al 2014, y en el cual Seijiro Tomita alegaba que la Gran N estaba usando su tecnología sin permiso.

A final de cuentas ni este inventor ni la compañía asociada lograron conseguir los $30 millones de dólares que esperaban de parte de Nintendo. Pero como casi siempre sucede, tuvieron la oportunidad de apelar el juicio ante las autoridades estadounidenses. No obstante, las cosas no marcharon de nuevo como ellos esperaban. A través de un comunicado oficial, la compañía actualizó lo que ha sucedido.

El 17 de marzo la Corte de Apelaciones de Estados Unidos confirmó de una vez por todas que el Nintendo 3DS no emplea ninguna de las patentes de Tomita Technologies. Al menos para los expertos, la tecnología que usa esta portátil es significativamente diferente de la que se supone está copiando. Por lo tanto no hay delito que perseguir y la compañía no tiene que pagarle nada a los demandantes.

En especial porque en realidad Nintendo no fabrica las pantallas de esta consola, sino Sharp. Nuevamente no entiendo porque la compañía de Tomita decidió demandar a la Gran N, cuando en realidad ella no fabricaba esta pieza. Pero de todas maneras es bueno que este asunto llegue a su fin de una vez por todas. Aunque no estoy seguro si es posible una segunda apelación.

Con el paso del tiempo Nintendo se ha inmiscuido en diversos pleitos legales, no solo relacionados al Nintendo 3DS, sino también con el Wii. Tal pareciera que el éxito de ambos sistemas es un “imán” para ciertos individuos y compañías que buscan obtener su “tajada” del triunfo de este desarrollador y publicador. A ver si de casualidad no vemos algo parecido con el Nintendo Switch.