Se descubre área secreta de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Se descubre área secreta de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Un jugador llegó por pura suerte a un lugar desconocido de The Legend of Zelda: Breath of the Wild en el primer DLC de este juego, The Master Trials.

Como bien saben, desde hace unos días está disponible el primer paquete de DLC de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, The Master Trials. Como tal éste incluye una zona conocida como Trial of the Sword, un reto muy especial para el Héroe de Hyrule. Pareciera ser lo único nuevo, pero en realidad no es así. Lo que sucede es que un usuario de Reddit descubrió algo interesante relacionado con este lugar.

Sharkystheshotty, que es su seudónimo, llegó a una extraña área al escalar uno de los muros. Según él, fue en la tercera prueba de los desafíos de rango medio, que se le ocurrió volar cerca de un cofre en una plataforma flotante y de repente pasó a través de la pared. Por lo que parece no pudo regresar, así que siguió de largo. El caso es que terminó llegando un sitio por demás insólito.

Breath of the Wild

Tal parece que se trata de un área donde el equipo creador de The Legend of Zelda: Breath of the Wild hacía algún tipo de pruebas, algo que no terminaron a tiempo o alguna otra cosa. No hay ningún ser vivo ahí; nada más una extensión cubierta de hierba con unas cuantas elevaciones. También hay estructuras aleatorias y hasta agua flotante. Es de imaginarse que más de un jugador querrá descubrir como llegar.

Infortunadamente Sharkystheshotty no está del todo seguro. Ciertamente menciona lo que hizo, pero parece que es cuestión de suerte llegar ahí. Ahora, falta ver si es posible regresar al Trial of the Sword o hay que reiniciar el juego para poder hacerlo. Esta persona no reporta algún error relacionado a este lugar, así que es de imaginarse que no pasa nada si de casualidad accedemos ahí.

Hay una parte que parece “cortada de tajo” como si Link hubiera llegado al fin del mundo. Bueno, al menos hay algo, y no es como sucede al final de los límites del mapa tradicional de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Es decir, esos molestos muros invisibles que no nos dejan pasar, a pesar de que es claro que hay algo más allá. A ver si de casualidad el siguiente DLC trae sorpresas semejantes.

Deja un comentario