¿Por qué la serie de Castlevania de Netflix no es live-action?

¿Por qué la serie de Castlevania de Netflix no es live-action?

Adi Shankar, uno de los productores detrás de la serie animada de Castlevania, explica por qué no es un programa live-action como alguna vez se manejó.

Actualmente, ya está confirmada la segunda temporada de la serie animada de Castlevania en Netflix, e incluso hay una ventana de lanzamiento para ésta. Pero resulta curioso escuchar que alguna vez se ideó como un proyecto live-action. Quien habló al respecto fue Adi Shankar, uno de los productores involucrados, en una entrevista con GamesIndustry.biz.

Ahí comentó por qué en el 2012 rechazó la idea crear una serie con actores reales. “No es que la acción en vivo fuera parcialmente incorrecta, era solo la forma en que la versión se unía”, comentó, añadiendo después “la estrella de Castlevania es Castlevania, primero y, ante todo; son los personajes. Y el ecosistema ha cambiado ahora”. ¿Qué quiere decir con esto último? Sigamos leyendo.

“Pero en aquel entonces, el sistema de ‘estrellas’ todavía estaba intacto, entonces lo que más le importaba al comité que aprobaba era hacer una buena película o una adaptación fiel de quién estaba en esta”, explicó. Queda claro que esa forma de pensar no quedaría bien con esta franquicia. De seguro habríamos terminado con un bodrio al estilo de las películas de Resident Evil de Milla Jovovich.

“Así que fue como, Channing Tatum tiene que ser Belmont, o lo que sea. Eso hubiera sido bancarrota creativa”, apuntó Shankar. Él quería hacer las cosas de la forma correcta desde el inicio con Castlevania. Es por eso mismo que no aceptó. Pero cuando el proyecto se convirtió en una serie animada, aceptó trabajar, aunque no tenía muy claro si alguien la vería.

Él y sus allegados pensaban que no había un lugar para hacer algo como esto antes. “La animación en 2D no existe en cines más”, declaró Adi Shankar. Claro, tal vez sea así en Estados Unidos, pero… ¿qué tal en Japón? También afirmó que no existe realmente en televisión fuera de Adult Swim, cuyas aportaciones son en su mayoría comedias.

Tal vez lo dice en el sentido de una serie animada para un público adulto, porque de no ser así no se entienden sus declaraciones. Por suerte para Shankar, no le tomó mucho convencer a Netflix de aprobar la serie de Castlevania. Fue en la primera reunión que le dieron “luz verde”. Y todo funcionó tan bien, que ahora trabaja en otro proyecto similar, pero basado en Assassin’s Creed.

En el artículo hay más comentarios acerca de los planes de este productor. Aunque algunas de sus producciones no me atraen, creo que dio en el clavo con Castlevania. Que suerte que Netflix, en la búsqueda de contenidos, haya aprobado algo así.

Deja un comentario