Al BPO no le preocupó la polémica de Goblin Slayer

Al BPO no le preocupó la polémica de Goblin Slayer

La BPO, que vigila el contenido de los programas que se transmiten en Japón, rechazó las preocupaciones sobre el primer episodio de Goblin Slayer.

Si han estado al tanto de las noticias acerca del anime de Goblin Slayer, sabrán que su primer episodio provocó una acre polémica. A un grado tal que Crunchyroll se vio obligado a poner una advertencia antes de emitirla, para evitar que personas demasiado sensibles vieran contenido inapropiado. Por lo que puede verse, la situación llamó la atención de la Broadcasting Ethics & Program Improvement Organization o BPO.

Se trata de un grupo de observadores que concentran su atención en contenido para televisión. Cada mes publica una serie de opiniones y quejas acerca de lo que pasa en este medio de comunicación. Ha emitido comentarios acerca de anime como Yo-Kai Watch, JoJo’s Bizarre Adventure, Magical Girl Site e Inuyashiki, así como muchas otras producciones que se emiten en Japón.

Cabe señalar que no siempre las opiniones o comentarios del BPO vienen de sus miembros. Es usual que transmitan los que les comparten. El caso es que procedieron a evaluar el primer episodio de Goblin Slayer. Todo debido a alegatos de parte de televidentes japoneses, pero también de los de habla inglesa. La reunión se realizó el pasado 23 de octubre, y sus conclusiones fueron diferentes de lo que muchos pensaban.

Los siete miembros del comité rechazaron las preocupaciones sobre el contenido del primer episodio. Trajeron a discusión que una de las personas que vieron éste destacó que la violencia sexual gráfica era una mala influencia para los jóvenes. No obstante, señalaron que se había considerado adecuado cómo se representaba la escena. Piensan que está dentro de un rango aceptable, en especial porque se transmite en un horario nocturno.

No tiene mucho caso hablar a detalle de lo que pasó. Pero es claro que si bien lo que se mostró en el primer episodio de Goblin Slayer fue sin duda fuerte, no se está pidiendo que se censure, modifique o cancele la emisión de la serie. Da la impresión que la reacción en Occidente fue mucho mayor, pero en el país del Sol Naciente no provocó una impresión del mismo tamaño. Si quieren saber más, consulten la nota de Anime News Network.