[Reseña] Nihilumbra

[Reseña] Nihilumbra

Los títulos independientes siguen llegando a Wii U, y este es el caso de Nihilumbra, desarrollo del estudio BeautiFun Games.

Consola: Wii U
Género: Aventura/Puzzle
Publica: BeautiFun Games
Desarrolla: BeautiFun Games
Jugadores: 1-2
Lanzamiento: 14 de mayo del 2015

Aunque con algunos contratiempos, por fin Nihilumbra arribó a Wii U, después de su paso por iOS, plataforma que lo vio nacer. Desde aquel entonces, este título ha visto diversos cambios en los sistemas que lo han recibido, como la PC con diversos “sabores” de sistemas operativos, así como el PS Vita. En vista de esto, ¿qué podemos esperar de este juego, desarrollado por el estudio español BeautiFun Games? Mejor sigan leyendo.

Nihilumbra

Vástago rebelde emergido del propio vacío

Para empezar, varias de las características así como la trama manejada en estas versiones se mantiene en esta nueva adaptación. En especial el personaje que controlamos y que podemos bautizar a nuestro gusto (dígamosle Born), que se embarca en una cruzada de descubrir no solo el nuevo mundo que tiene ante sí, sino a sí mismo, mientras escapa de las terribles garras del vacío, una “nada” que devora todo lo que toca.

Resulta irónico que nuestro protagonista haya “nacido” de esta presencia casi omnipresente, y precisamente de ella misma es quienes proceden varios de los enemigos con los que toparemos: criaturas de pesadilla que en la mayor parte del juego serán un verdadero reto a vencer, ya que nuestros medios ofensivos son casi inexistentes.

Nihilumbra comprende cinco diferentes zonas, cada una con ambientación y retos característicos.

Afortunadamente, no estamos 100% inermes. Conforme progresamos en el juego, obtendremos colores con los que podemos pintar superficies con las que nos topamos e interaccionar de diversas maneras. El más básico, el azul claro, vuelve el suelo resbaladizo como el hielo; el verde nos deja rebotar; y el naranja-terracota adherirnos a cualquier zona (hay un par más, pero mejor dejo que ustedes averigüen su funcionamiento). También podemos recurrir al poder mismo del vacío para borrar colores, lo que hasta cierto punto es necesario ya que debemos administrarlos.

Nihilumbra

Desempolvando la pantalla táctil del GamePad

Para hacer uso de ellos solo tenemos que seleccionarlos y aplicarlos. Aquí es donde más útil resulta la pantalla táctil del control de Wii U, ya que al emplear el stylus este proceso se hace bastante sencillo y práctico. Claro, también podemos recurrir a nuestros dedos, pero es preferible usar este aditamento sino queremos plasmar nuestras infaltables huellas digitales.

Será en base al poder de los colores que lidiaremos no solo con los enemigos del juego, sino resolveremos los distintos puzzles con los que nos vamos topando, que van desde presionar interruptores o mover cajas hasta enlazar diversos objetos e interaccionar con el escenario. Incluso es posible manipular a nuestros rivales para que nos den una “ayuda” activando ciertos mecanismos o sacar provecho de su infortunio, como cuando los hacemos resbalar con un poco de hielo o quedarse pegados a un muro.

El vacío lo devora todo y hasta a nosotros mismos si no nos apresuramos o tenemos cuidado.

La resolución de puzzles y movernos a través del escenario es lo que le da vida a la mecánica de Nihilumbra. Lo que si es justo admitir es que este título no es muy largo que digamos: dependiendo de nuestra destreza, el juego puede rendirnos de tres a cinco horas. No obstante, eso solo comprende la primera parte inicial de este título, ya que una vez que lo terminemos se desbloqueará un modo adicional mucho más difícil llamado Void, donde en verdad debemos de sacar provecho de todo lo aprendido ya que los retos se vuelven bastante complicados.

Nihilumbra

Novedades que sirven para diferenciarse de otras versiones

Eso sin duda contribuye a alargar la vida útil de este título de BeautiFun Games. A diferencia de otras versiones, enfocadas a la experiencia de un solo jugador, la de Wii U tiene la novedad de incorporar una modalidad para dos participantes de tipo cooperativo. Mientras que un jugador controla a Born con otro control (en mis pruebas usé el Pro Controller), el otro recurre al GamePad para pintar los colores necesarios.

Su implementación es sencilla, pero funcional. En cuanto a escala gráfica, Nihilumbra hace gala de bonitas ilustraciones bidimensionales que cumplen con su propósito y le quedan muy “a modo” con el sentimiento general, con la melancolía y soledad que destila este juego, así como el mensaje que transmite. Lo mismo puede decirse de la música (cuya autoría corresponde al compositor Álvaro Lafuente) y la narración que escuchamos, que aunque está en inglés tiene traducción escrita en español.

La trama de Nihilumbra plantea ciertas cuestiones filosóficas y es un aspecto que puede agradar a algunos.

Algo que si faltó en este juego, y destaca mucho más en cuanto al aspecto sonoro, es la forzosa necesidad de tener prendido el televisor para escuchar la mayor parte de los sonidos; si optamos por el Off-TV Play, lo único que oiremos en el GamePad son algunos efectos sonoros. De vez en cuando y dependiendo de la circunstancia, el control vibrará.

Nihilumbra

Nada que no puedan corregir algunos remiendos

Tal vez con un parche posterior esta situación pueda remediarse, pero aquellos que prefieran jugar con su TV apagada no quedarán del todo complacidos con la experiencia que ofrece este título. Por cierto, algunos medios han reportado glitches en cuanto al sonido, pero no experimenté ninguno fuera de la ausencia de éste al jugar Nihilumbra directamente en el control de Wii U.

Es un título interesante, un poco diferente de lo que estamos acostumbrados en la consola y que puede agradar a algunas personas. Actualmente su costo en la eShop es de $119.00 pesos y está rebajado debido a su lanzamiento. Pero ese precio se mantendrá solamente hasta el 28 de mayo.

[La versión original de este artículo apareció en la edición en línea de la revista mexicana GameMaster (2009-2015), que escribí bajo mi seudónimo de A. Quatermain]

Deja un comentario