La tierna historia de un fan del manga de Bleach

La enternecedora historia de un fan del manga de Bleach

El creador del manga de Bleach, Tite Kubo, pide la ayuda de todos para descubrir la identidad de un fan que volvió a darle ánimos para seguir su trabajo.

Sin duda esta debe ser la historia más tierna, pero a la vez, triste, que he leído en relación al manga de Bleach. Y quien la narró a través de su cuenta en Twitter fue nada menos que su autor, el mangaka Tite Kubo (@tite_official). Para esto aprovechó su regreso a esta red social, donde compartió una de las muchas anécdotas de su vida. Inició comentando que su trabajo con las aventuras de Ichigo Kurosaki terminó hace tres meses.

Comenta que por 15 años, dedicó todo lo que pudo a esta labor, y el final que concibió desde el primer capítulo se vio por fin cumplido. Agradeció a todos sus lectores por haberlo logrado, y a lo largo de su jornada, recibió 10 mil cartas de parte de ellos. Desde niños de tres años hasta ancianas de 78, todos ellos disfrutaron del fruto de su esfuerzo y dedicación.

Sin embargo, reveló que su salud comenzó a deteriorarse a partir del décimo año del manga de Bleach. El doctor que lo atendió le dijo que era un resfriado nada más, y que pasado un día, más o menos, se pondría mejor. Pero eso no fue lo que sucedió y terminó postrado una semana en su cama. Pensó que solo sería por un tiempo y decidió descansar. Más pasaron los días y no pudo reanudar su trabajo en el manga de Bleach.

Constantemente sufría de resfriados, y no importaba lo que hacía. Parecía un ciclo sin fin. Kubo se sintió patético por eso, y pensó que estaba fallando como mangaka. Para él, un artista de este tipo debe de entregar el manga que trabaja con la calidad y el tiempo acordado. Meditó acerca de seguir con la serie o si debía de detenerse. Pero apenas estaba a la mitad de lo que quería hacer.

¿Debía acabar el manga de Bleach de una vez? ¿Cómo lo haría? En eso se puso a pensar día tras día. Hasta que un buen día, recibió una carta, sin nombre ni dirección en ella. Era de un chico enfermo. La medicina que tomaba ya no le servía y ahora estaba hospitalizado. Prácticamente atado a su cama, no podía disfrutar de nada. Cuando veía televisión o jugaba juegos, siempre le recordaban los tiempos que estuvo con sus amigos.

Él supo que su mal era incurable y por eso quería morir. Pero pensó que lo mejor era vivir el tiempo que le quedaba: 18 meses. Por eso mismo se sumergió en el mundo del manga y decidió disfrutarlo hasta sus últimos días. Leyó varios de ellos y terminó descubriendo el de Bleach. Él pensamiento de “querer leer el próximo volumen de éste” fue la primera vez desde que lo hospitalizaron que pensó en el “mañana”.

Para esta inocente alma, el manga de Bleach cambió su mundo, y le dio vida de nuevo. Este niño pidió que la carta que llegó a las manos de Tite Kubo le fuera enviada después de su muerte. Así que cuando la leyó este mangaka, el pequeño ya había muerto. Al final de esta misiva, se lee lo siguiente…

“Kubo-sensei, tengo una última petición. Por favor dibuja Bleach de la forma que tu quieres dibujarlo, hasta su conclusión. Eso es lo que yo quiero leer”.

Sin duda es una historia que rompe el corazón de cualquiera, y es por eso que Kubo pide a todos aquellos que leen sus mensajes que le ayuden a descubrir quien era este misterioso jovencito. Él sabe que es algo difícil o casi imposible, pero quiere hacerlo. “Deseo expresar mi gratitud a él. Porque es incapaz de leer este manga de agradecimiento”, señala.

En los mensajes en Twitter compartió un sencillo y tierno tributo a quien le ayudó en el momento más difícil de su carrera. A veces, es fácil juzgar a alguien sin saber todo el esfuerzo y dedicación que le dedica a su trabajo. Espero que esta historia ayude a comprender un poco lo mucho que representó Bleach para varias personas. No solo para Tite Kubo o este niño, sino para sus demás fans. Gracias a Crunchyroll por compartirla.

Deja un comentario