Super Meat Boy Forever para Nintendo Switch es posible

Super Meat Boy Forever para Nintendo Switch es posible

Team Meat está abierto a la posibilidad de desarrollar Super Meat Boy Forever para Nintendo Switch, aunque el juego todavía no tiene fecha.

Si hacemos caso de la cuenta en Twitter del Team Meat, las posibilidades de que Super Meat Boy Forever para Nintendo Switch llegue a este sistema están presentes. El caso es que un fan del juego preguntó si la versión “Infinite” tendría una adaptación para esta plataforma. La respuesta que obtuvo fue que no, ya que dicho nombre no se aplica a ninguna versión de la serie.

Pero con respecta a Super Meat Boy Forever para Nintendo Switch es factible. Probablemente el lanzamiento del juego original en la eShop de Wii U sea un aliciente para el estudio al momento de contemplar este juego. Sin embargo, el que los estudios indie vean a esta nueva consola/portátil como un campo fértil para sus creaciones también cuenta mucho.

En un inicio Edmund McMillen y Jonathan McEntee quisieron lanzar Super Meat Boy en WiiWare. Sin embargo, la limitante de almacenamiento en este servicio lo impidió. En ese tiempo pensaron que podrían convencer a la Gran N de aumentar dicho espacio, pero fracasaron rotundamente. Tuvo que llegar su sucesora para que varios años después esto pudiera concretarse.

Esta versión no fue creada directamente por Team Meat, sino que se encargó Blitworks. Por cierto, si bien el juego llegó a la eShop de Wii U en mayo del año pasado, la prometida versión para N3DS no pudo concretarse. Es un misterio si todavía este proyecto está en camino, o será cancelado en favor de la versión para Switch. Quizá suceda lo segundo.

Super Meat Boy Forever para Nintendo Switch sin duda llamaría la atención en el catálogo de la consola, y al tratarse de una nueva versión me imagino que Nintendo le daría fácilmente su aprobación. Tendremos que esperar a que las cosas se hagan oficiales. Por el momento les dejo el teaser que sirvió para anunciar este proyecto, el cual se reveló en el 2014.

Deja un comentario