Crunchyroll y Funimation ponen fin a su acuerdo

Crunchyroll y Funimation ponen fin a su acuerdo

Después de dos años, Crunchyroll y Funimation deciden terminar con su acuerdo para compartir series de anime. ¿Qué pasará a futuro?

Una situación por demás desafortunada para los fans que ven anime legal en México y Latinoamérica. Este jueves se anunció que el acuerdo entre Crunchyroll y Funimation, que permitía a ambas compañías compartir las series que licenciaban, ha terminado. Después de dos años de éxito, parece algo extraño que las cosas terminen así. Pero quizá debido a que ambas fueron adquiridas por corporaciones diferentes era cuestión de tiempo.

Actualmente Crunchyroll es parte de AT&T, mientras que Funimation es propiedad de Sony. Es posible que esa sea una de las razones detrás del término de su sociedad. El cese de éste será efectivo el 9 de noviembre de este año. El primero de estos servicios de video en demanda anunció a sus suscriptores que todavía pueden acceder al más grande catálogo de anime del mundo. Eso es algo completamente cierto.

Si bien Funimation tiene varias populares series, como Shingeki no Kyojin, Overlord o Boku no Hero Academia, está muy lejos de tener la misma presencia de su otrora aliado a nivel mundial. De momento las series que se transmiten de forma simultánea seguirán de la misma manera. Es de imaginarse que será así hasta que terminen de emitirse. La compañía anunció que sus lanzamientos de otoño son bastante fuertes, y tiene razón.

En especial con anime como JoJo’s Bizarre Adventure: Golden Wind, Tensei Shitara Slime Datta Ken y Sword Art Online Alicization, sin dejar a un lado los que vienen de años anteriores, como One Piece. Es de imaginarse que Crunchyroll tendrá mucho que ofrecernos en el futuro. Se supone que el acuerdo con Funimation terminó de la forma más amigable posible. Pero quien sabe cómo se muevan las cosas si cierta información resulta verdad.

Según Variety, Sony pretende que Funimation se expanda de forma global. Actualmente solo funciona en Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido e Irlanda. Eso es súper limitado, y será cosa de ver si Sony hace un esfuerzo para que este servicio abarque a México y Latinoamérica. De no ser así, lo más probable es que muchos fans se vean obligados de nuevo a descargar de forma ilegal las series que quieren ver. Es algo inevitable.

Crunchyroll y Funimation hacían una excelente dupla, y es una pena que las cosas terminen así. Ahora deberán competir por su cuenta contra servicios similares que cada vez se fortalecen más, como es el caso de Netflix, Amazon Prime Video y HIDIVE. Esta guerra entre compañías beneficia por un lado a los usuarios, pero en otros casos fragmenta demasiado las ofertas de contenido. Veremos como terminan las cosas.