Daredevil T2: El Diablo de Hell’s Kitchen

Después de disfrutar de los 13 capítulos de la segunda temporada de Daredevil, no queda más que compartir con ustedes las impresiones que tengo.

Cuando se trata de series de televisión live-action, generalmente paso de hacer reseñas. No lo sé, nunca me ha gustado hacerlo. No lo hice con Jessica Jones, ni con la primera temporada de Daredevil, y tampoco lo haré con la segunda. Pero de todas formas, escribiré acerca de ella y ustedes pueden interpretarla de la forma que quieran. Ahora, entrando ya en detalles… ¡menudo espectáculo de Marvel y Netflix!

Daredevil T2 – El Diablo de Hell's Kitchen

Pintando de rojo las calles

Antes de que se estrenara la primera temporada de Daredevil era algo escéptico de que la idea funcionara. Pero después de verla lo único que podía hacer era esperar por la siguiente entrega. Y con el trascurrir de los meses, le fui dando seguimiento a todos los anuncios relacionados a la siguiente tanda de nuevos capítulos. Fue una espera que terminó por fin el pasado 18 de marzo, cuando éstos se estrenaron.

Una de las sorpresas más interesantes de esta temporada fue el protagonismo de Karen Page. En verdad fue notorio el crecimiento de su personaje.

Era difícil no dejarse llevar por el hype, en especial porque no solo el Hombre sin miedo (Charlie Cox) estaba confirmado para la nueva temporada de la serie, sino también dos reconocidas figuras del universo Marvel. Nada menos que Elektra Natchios (Élodie Yung) y Punisher (Jon Bernthal), quienes en conjunto le harían la “vida de cuadritos” a Matt Murdock/Daredevil, que de por sí ha tenido problemas para ocultar su identidad secreta.

Al inicio tuve el temor que debido a que ahora la trama involucraba más de un héroe, hubiera un desbalance notorio en pantalla. Sin embargo, y por suerte, no fue así. Cada uno de los personajes involucrados, desde los antes mencionados que hacen su debut hasta los provenientes de la primera entrega, como Karen Page (Deborah Ann Woll) y Franklin “Foggy” Nelson (Elden Henson), tienen el tiempo suficiente como para destacar.

Daredevil T2 – El Diablo de Hell's Kitchen

Lo que cuenta es el presente

De hecho, la forma en que todos ellos quedaron acomodados me satisfizo sobremanera, aunque era de esperarse que algunos tuvieran mayor protagonismo que otros en esta ocasión. De todas maneras, la forma en que se narró la historia me dejó muy satisfecho. Aunque de nuevo se recurrió al uso de la retrospectiva, fue mucho menos que en los capítulos originales, y solo cuando era forzosamente necesario.

Quizá el mayor perjudicado en estos capítulos termina siendo Matt Murdock y tendremos que ver el resultado de las difíciles decisiones que tuvo que tomar hasta la tercera temporada de la serie.

Lo que imperó en la segunda temporada de Daredevil fue la acción que sucedía al momento, y ese sin duda fue uno de sus mejores aspectos; hay secuencias que nunca podré olvidar y podrán pasar los años, pero seguiré recordándolas. Nuevamente las cuidadas coreografías relucieron, con tomas al nivel de una película, en lugar de ser una mera serie de televisión. Los efectos especiales no eran exagerados y estuvieron acordes a lo que podía esperarse.

En cuanto al flujo de la trama en cada capítulo, la mayoría estuvo bien llevado, salvo uno o dos de ellos que se sentían un poco más lentos que los demás. La ventaja de contar con 13 de ellos ayudó mucho para narrar la historia de una forma coherente, permitiendo un mejor desarrollo de personajes. Esto en especial sirvió para profundizar en la forma de pensar de Foggy y Karen, cuyos puntos de vista servían de contrapeso a Matt.

Daredevil T2 – El Diablo de Hell's Kitchen

Dos diferentes tipos de justicia

No obstante, con quien más se aprovechó esto fue con Frank Castle/Punisher. Olvídense de las inmundas películas basadas en este antihéroe. A mi modo de ver las cosas, por fin se le ha hecho justicia. Sí, es implacable y cruel con quienes considera que merecen un castigo, pero la segunda temporada de Daredevil nos permitió ver de una forma más justa la triste historia detrás de sus orígenes.

Hay una referencia en especial de esta segunda temporada que hará las delicias de los fans, y que demuestra lo muy diferentes que son Daredevil y Punisher.

Punisher demostró la razón que lo llevó a tomar el papel de juez, jurado y verdugo, haciendo lujo de violencia y sin tentarse el corazón ni una sola vez. Mientras que Daredevil busca encontrar una pizca de bondad detrás de cada persona, pensando que aun la peor de ellas puede alcanzar la redención, para Frank Castle nadie que se lo merezca es digno de su piedad o misericordia.

Como tal, Punisher es el extremo opuesto de la forma de pensar de Daredevil, y en más de una ocasión, veremos guiños muy satisfactorios hacia el mundo del cómic. Siempre han tenido una relación conflictiva, pero en esta serie sale a relucir todavía más. El trabajo realizado por Jon Bernthal es digno de elogio; probablemente ha creado la encarnación más convincente y trabajada de este despiadado vigilante.

Daredevil T2 – El Diablo de Hell's Kitchen

¿La manzana de la discordia?

En cuanto a Elektra, creo que la elección de Élodie Yung también fue adecuada. Ella imprime una gran personalidad en esta asesina y brilla singularmente en las secuencias de acción. Fue ideal narrarnos el por qué de su relación con Matt Murdock/Daredevil, así como lo que hay detrás de su personaje. No obstante, algunas de las libertades creativas detrás de ella pueden no gustar a todos.

A pesar de los cambios realizados a Elektra, creo que la interpretación realizada por Élodie es convincente; al menos comparada al trabajo realizado en el pasado.

Ciertamente, parece ser que el equipo detrás de la segunda temporada de Daredevil decidió tomar algunos esbozos de su historia, y acomodarlos a su conveniencia para que las cosas funcionaran, terminando de encajar en parte. Una licencia artística a final de cuentas, pero que puede incomodar a algunos, en especial a los que son fans de Elektra y esto es ciertamente comprensible.

Algo que sin duda me gustó fue ver el retorno de otras “caras conocidas” a la segunda temporada de Daredevil. Algunos, desempeñando los mismos roles que en la pasada, mientras que otros buscando sobrevivir “a su manera”. Igualmente, ciertos invitados del Universo Cinemático de Marvel son sin duda bienvenidos, recalcando la idea de una línea de tiempo afín y enlazada tanto con diversas situaciones como personajes.

Daredevil T2 – El Diablo de Hell's Kitchen

Tendiendo lazos hacia el futuro

Sin embargo, hay algo que si es muy notorio. A pesar de la gran calidad que reflejaron estos nuevos capítulos, y que en su conjunto, me dejaron más satisfecho que Jessica Jones, su desenlace la hace sentirse como una especie de “puente” hacia otra temporada. La mayor parte de las historias secundarias y subtramas que comprende no terminaron completamente.

Aun con sus habilidades, Daredevil hallará en más de una ocasión la “horma de su zapato” en esta temporada. Y no solo me refiero a Punisher o Elektra, sino a… La Mano (The Hand).

Esto puede no convencer del todo a algunas personas, y quizá desde un inicio era el plan que las cosas se dieran así. Después del notorio éxito de la primera y ahora la segunda temporada de Daredevil, era de esperarse que Marvel y Netflix decidieran aprovechar esto. De todas maneras, disfruté con mucho gusto de cada uno de los 13 episodios que comprende esta historia.

No solo por el nivel de acción y violencia en pantalla, sino simplemente porque la historia fue digerible y entendible. Cada decisión que toma Matt u otros personajes tiene sus consecuencias, y todos deben de aprender a vivir con esto. Esto da lugar a situaciones muy entretenidas y no cabe duda que entre todos los actores involucrados hay una gran “chispa” o “ángel” que permite que las cosas marchen de la mejor forma posible.

Algo me quedó muy claro; urge que Punisher tenga su propia serie. Un personaje de su calibre en verdad lo merece y hasta me dio la impresión de que le robó “algo de cámara” al Diablo de Hell’s Kitchen en su propio espectáculo. Sería un completo desperdicio que no fuera así, y ayudaría todavía más a expandir el cada vez más grande MCU de muy buena manera.