La evolución de Agents of S.H.I.E.L.D.

Actualmente, Agents of S.H.I.E.L.D. es una de las series más populares de Marvel. Pero el camino para llegar a la cumbre fue de lo más accidentado.

La primera vez que oí acerca de Agents of S.H.I.E.L.D., quedé encantado con la idea. ¿Cómo no ver una serie que enlanzaría los hechos del Universo Cinemático de Marvel (MCU)? Conceptualmente, se me hizo algo bastante original, y esperaba que este show televisivo mantuviera la misma calidad y dinamismo que las películas de La Casa de las Ideas.

Agents of S.H.I.E.L.D.

Un concepto creativo pero no cuajado del todo

Pero con lo me encontré en un principio no era lo que me esperaba. Sí, me dio gusto ver vivo de nuevo al agente Phillip “Phil” Coulson (Clark Gregg), después de que originalmente había muerto a manos de Loki en la primera película de Los Vengadores. Sin embargo, en lo que respecta a los demás personajes, no acababan de convencerme del todo.

Melinda May (Ming-Na), Grant Ward (Brett Dalton), Daisy “Skye” Johnson (Chloe Bennet), Leo Fitz (Iain De Caestecker) y Jemma Simmons (Elizabeth Henstridge) me parecían una pandilla de completos extraños. Quizá la idea preconcebida que tenía de Agents of S.H.I.E.L.D. estaba muy alejada de la realidad. ¿Dónde estaban el Capitán América, Thor, Iron Man o los demás personajes de Marvel?

Buscar cada pista o alegoría a las creaciones de Marvel en cada capítulo es una afición cultivada por más de un fan de la serie.

Pensé en un inicio que veríamos una que otro cameo de ellos, pero no fue así. Salvo esporádicas apariciones de Nick Fury (Samuel L. Jackson) o Sif (Jaimie Alexander), no había nada de lo que había esperado. Si sumamos a estos la lentitud de algunos capítulos, las coreografías no tan cuidadas o los efectos especiales que dejaban que desear, es comprensible que muchos televidentes dejaran de verla después de un tiempo.

Agents of S.H.I.E.L.D.

Mejorando poco a poco capítulo tras capítulo

Sin embargo, algo me hizo seguir viéndola. Quizá era mi deseo por ver que las cosas fueran mejorando, la esperanza de ver una que otra pista conectada con las películas del MCU o quizá por puro morbo. Fue entonces que el staff comenzó a crecer en mí. La habilidad de Melinda; la eficiencia de Grant; la belleza e inteligencia de Skye; la comedia simple de Leo y Jemma; y por supuesto, la confiada actitud del agente Coulson.

A través de la primera temporada, las cosas empezaron a mejorar de forma progresiva. Por ese entonces ya no me interesaba tanto el espectáculo visual, sino los personajes en sí y las aventuras que experimentaban. Los inesperados giros de tuerca en la trama, la traiciones y las situaciones más enredadas me mantuvieron enganchado hasta el final.

Aliados que se convierten en villanos; individuos de ética dudosa que cambian de bando; antiguos artefactos y restos de perversas organizaciones. Todo eso y más es Agents of S.H.I.E.L.D.

No debí ser el único al que le agradó el proyecto, porque a pesar de las críticas iniciales, Agents of S.H.I.E.L.D. logró conseguir una segunda tanda de nuevos capítulos. Tanto Marvel como Disney parecían tener fe en el proyecto y por eso mismo le daban continuidad. Eso se notó de inmediatro con los episodios que siguieron, donde fue notorio el mayor presupuesto disponible.

Agents of S.H.I.E.L.D.

Antiguas razas extraterrestres y sociedades secretas

La calidad de la historia también subió para beneficio de los espectadores, con más sorpresas, desencuentros y revelaciones. La idea de agregar elementos afines a los Kree e Inhumans a Agents of S.H.I.E.L.D. fue sin duda acertada, ya que vino a expandir enormemente el alcance de la serie. Así como Los Vengadores hicieron que todos los mundos voltearan a ver hacia la Tierra, Coulson y compañía también hicieron notar su presencia.

El final de la segunda temporada como tal fue apoteósico. Grandes sacrificios tuvieron que ser hechos, las semillas de nuevos enemigos fueron sembradas y los personajes originales, junto con los nuevos, desempeñarán roles inéditos. La evolución de Skye a lo largo de la serie sin duda fue algo digno de ver, de una simple hacker a la Inhuman Quake, dotada de temibles poderes y dispuesta a ayudar a sus iguales.

De no ser por el Sistema Homologado de Inteligencia, Espionaje, Logística y Defensa, el final de Avengers: Era de Ultrón habría sido muy diferente.

No solo la serie ha crecido, sino que se ha consolidado como una de las principales bases que complementarán las futuras cintas del MCU. Si bien se toma sus libertades creativas con respecto al material original, de todas maneras es una serie que disfruto sobremanera. La tercera temporada apenas arrancó el pasado martes en los Estados Unidos. Solo es cuestión de tiempo para que podamos verla en México y Latinoamérica.

Agents of S.H.I.E.L.D.

Ahora, si eso pudo hacer La Casa de las Ideas por Agents of S.H.I.E.L.D., ¿podría también mejorar a Agent Carter? No es posible asegurarlo, pero espero que sí, porque esta serie no me ha convencido para nada. Quizá con su segunda temporada, planeada para el 2016, las cosas mejoren. Y todavía falta ver que sucede con Marvel’s Most Wanted.