La forma del agua gana el Óscar a Mejor Película

La forma del agua gana el Óscar a Mejor Película

El director mexicano Guillermo del Toro gana el Óscar por Mejor Dirección, y La forma del agua (The Shape of Water) consigue el galardón de Mejor Película.

¡Noche mágica para Guillermo del Toro! No solo ganó el premio de Mejor Dirección por La forma del agua, sino que también esta cinta se hizo acreedora del máximo galardón, el de Mejor Película. Es el tercer director mexicano en conseguir la preciada estatuilla dorada, después de Alfonso Cuarón y Alejandro G. Iñárritu. El primero lo consiguió en el 2013 por Gravedad.

Y el segundo lleva dos, que los obtuvo en el 2015 y 2016 por Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia y El renacido, respectivamente. Aunque me alegró cuando ellos ganaron, no puedo negar que Del Toro es mi favorito de los tres. Desde su trabajo en Cronos (1993) me he mantenido al pendiente de su trabajo, porque a mi gusto es uno de los mayores exponentes del cine fantástico actual.

El justo reconocimiento a Guillermo del Toro

El caso es que La forma del agua fue otra muestra más de lo polifacético que es este cineasta. Toda su producción como director destaca por su variedad. Ese es el caso de Mimic (1997), Blade II (2002), Hellboy (2004), El Laberinto del Fauno (2006), El orfanato (2007), Hellboy 2: El ejército dorado (2008), Pacific Rim (2013) y La cumbre escarlata (2015). Su fértil mente es capaz de producir casi cualquier cosa.

Algo por lo que destaca La forma del agua es que es la película más reciente de índole fantástica que gana como Mejor Película. La última en hacerlo fue El Señor de los Anillos: El retorno del Rey, y eso fue en el 2003. Espero que esto motive a más directores y productores a incursionar de nuevo en este género con grandes historias y un gran elenco de actores. Pero en especial, con ideas nuevas y creativas, nada de refritos.

La forma del agua, la gran ganadora de la noche

En esta 90.ª ceremonia de entrega de los Premios Óscar, La forma del agua no solo se llevó los premios por Mejor Película y Mejor Director, sino también por Mejor Diseño de Producción, y Mejor Música Original. No, no ganó las 13 nominaciones que tenía, pero si cuatro bien merecidos galardones. De verdad que me causó una gran alegría verlo subir dos veces al escenario, y hablar con el corazón, agradeciendo a sus seres queridos.

Y también buscando motivar a los jóvenes aspirantes a cineastas, para que hagan realidad sus sueños. Espero que de verdad sus palabras caigan en tierra propicia. Por cierto, notarán que en las cintas que mencioné antes no aparece el El espinazo del diablo (2001). ¡Por alguna razón nunca he podido ver completa esa película! Dejando a un lado eso, mis felicitaciones a Guillermo del Toro y al equipo detrás de La forma del agua.

Espero que esas falsas acusaciones de plagio sean completamente desestimadas. Siempre hay quien busca colgarse del éxito de otros.