¿Cómo consiguió Kimetsu no Yaiba su propio anime?

¿Cómo consiguió Kimetsu no Yaiba su propio anime?

El productor Yuma Takahashi explica cómo fue que el manga de Kimetsu no Yaiba consiguió su anime, y el estudio ufotable se involucró en éste.

Con la popularidad que adquirió hace poco Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba – como le dicen en Occidente – algunos medios se han acercado a ufotable para saber un poco más del anime. No solo para preguntarle acerca de una secuela, sino también para saber cómo fue que el estudio se envolvió en un proyecto así. Como bien saben, esta compañía casi siempre es asociada con producciones de Fate.

Quien ha servido de contacto es Yuma Takahashi. Cuando le cuestionaron acerca de cómo se inmiscuyeron, explicó “trabajé como el productor de publicidad para proyectos pasados de ufotable como Garden of Sinners y Fate/Zero”. Continuó diciendo “y estuve envuelto como productor para Fate/stay night [Heaven’s Feel], así que he tenido una larga relación con la compañía”. Puede verse la presencia de la franquicia de TYPE-MOON.

En el caso las aventuras de Tanjirou, destacó “para Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba, hubo un sentimiento mutuo de ‘vamos a trabajar todos juntos de nuevo’, así fue como conseguí quedar envuelto”. Pero lo mejor de todo es que Takahashi había leído la obra original. “Cuando leí el manga, sentí muy fuertemente que ‘¡si estos personajes se movieran en un anime, sería muy entretenido!’”, dijo sin ocultar su emoción. Creo que muchos fans pensaron exactamente lo mismo.

El productor resaltó “desde las citas memorables a los personajes polifacéticos, las dinámicas escenas de batalla, los aterradores demonios, y la historia entretejida por todos, a este día, leo el manga cada semana sintiéndome muy emocionado”. Es interesante escuchar estas palabras de Yuma Takahashi. Es claro que él de verdad tiene un gran aprecio por la obra de la mangaka Koyoharu Gotoge, y la sigue de forma muy ferviente.

¿De qué depende la segunda temporada de Kimetsu no Yaiba?

Todavía restan algunos episodios, pero esperemos que las cosas marchen lo mejor posible. Eso en el sentido de que una segunda temporada de Kimetsu no Yaiba se haga realidad. Es claro que la historia de Tanjirou y Nezuko, así como de los pintorescos camaradas y enemigos que conocen, tiene mucho que dar. Al menos para mí es claro que este anime es uno de los mejores que se estrenaron en este año. Gracias a ComicBook por el reporte.