Kimetsu no Yaiba y su inspiración del arte antiguo japonés

Kimetsu no Yaiba y su inspiración del arte antiguo japonés

El productor Yuma Takahashi explica de dónde viene la inspiración para trabajar en Kimetsu no Yaiba y el papel de su creadora en el anime.

Yuma Takahashi, el productor del anime de Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba, ha estado muy activo en las últimas semanas. En especial concediendo entrevistas a diversos medios. Recientemente, tuvo otro encuentro con uno de ellos, y ahí se abordaron diversos temas. Uno de estos fue que le plantearon que el manga original de Koyoharu Gotoge tiene un estilo visual que recuerdan a la xilografía antigua japonesa.

Le señalaron que la serie hace un trabajo asombroso en traer dicha apariencia a la vida, y eso destaca en especial con los poderes de las espadas que se aprecian en ésta. Si han visto este trabajo de ufotable saben muy bien a qué se refiere. Le cuestionaron qué tan importante fue para el equipo creativo y Gotoge-sensei conseguir ese estilo de la forma correcta. Según Takahashi, el objetivo era crear la mejor adaptación de anime posible.

Fue por lo mismo que pensaron y se preocuparon mucho en cómo expresar esos aspectos del manga de Kimetsu no Yaiba dentro del anime. “Por cuanto el Water Breathing de Tanjirou fue representado, recibimos inspiración del estilo ukiyo-e de Katsushika Hokusai”, explicó. Esa sin duda es una referencia por demás genial, ya que ese artista japonés de los siglos XVIII y XIX es uno de los más reconocidos por su arte.

Hokusai fue el maestro que creó la serie Treinta y seis vistas del monte Fuji, a la cual pertenece La gran ola de Kanagawa, un trabajo que es por demás espectacular. Alguna vez leí un comentario de que este anime recuerda un poco, por su rica y colorida línea de arte, a Muramasa: The Demon Blade. Pues precisamente la última obra mencionada antes hace una aparición especial como un nivel en dicho título de Wii.

¿Cómo consiguió Kimetsu no Yaiba su propio anime?

En una de las preguntas que le hicieron a Yuma Takahashi le cuestionaron acerca de cómo la mangaka Koyoharu Gotoge participa en el anime de Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba. El productor replicó que a ella le piden que verifique varias cosas, en especial lo que se refiere al guión o el diseño de personajes. “Además de tener el máximo respeto por el manga, el personal de ufotable se esfuerza por crear algo aún mayor que eso”, declaró.

Después, añadió “por lo que cualquier consejo que recibimos siempre es muy apreciado en la producción de la serie”. Si quieren saber qué más compartió, consulten la entrevista completa en Crunchyroll.