¿Quieres coleccionar figuras? Lee estos consejos

¿Quieres coleccionar figuras? Lee estos consejos

Nunca falta a quien se sienta atraído por las figuras, pero no se atreve a comprarlas. Quizá estos consejos le ayuden a que se anime a hacerlo.

No falta quién me pregunte en una u otra ocasión acerca de algún consejo al momento de importar figuras, ya sea basadas en series de anime, videojuegos o de otro tipo, o al coleccionarlas. Debo decir que mi experiencia al respecto no es mucha (porque mi cartera siempre se queja), pero sí he aprendido algunas cosas que podrían ser de utilidad.

Figuras - figmas de Dark Pit y Pit de Kid Icarus: Uprising

figmas de Dark Pit y Pit de Kid Icarus: Uprising

Siempre revisa tus bolsillos antes de empezar

Para empezar, y antes de que pongan en riesgo su situación financiera, lo mejor es “especializarse”. ¿Qué quiero decir con esto? Sencillamente, que no compren sin ton ni son lo primero que ven en los catálogos de tiendas en línea o sitios especializados, ya que lo mejor es adquirir artículos similares y enfocarse en ellos.

Por ejemplo, hay coleccionistas que se centran principalmente en adquirir figmas (figurines con soporte y articulaciones), en Nendoroid (estilo super-deformed y estética chibi), figuras a escala de 1/6, 1/7 o 1/8 (estas son mis preferidas), muñecas (algunas de ellas en verdad caras), o basadas en un fabricante o franquicia en particular.

Con el arribo de los amiibo, más y más personas se han dado a coleccionar este tipo de figuras.

Es mucho más fácil llevar un control de lo que compramos si nos especializamos. Por ejemplo, a mí en lo particular me gustan las figuras de la compañía Alter, por la calidad y belleza de sus creaciones, pero hay personas que prefieren las Cloth Myth de Saint Seiya, Portrait of Pirates de One Piece o la línea Bishoujo de Kotobukiya.

Figuras - Tekken Bishoujo Alisa Bosconovitch

Figura de 1/7 de Alisa Bosconovitch de Tekken Bishoujo

¿Dónde podemos comprar nuestras figuras?

Es cuestión de los gustos de cada quien. Una vez que elegimos qué es lo que queremos, toca el turno de elegir dónde vamos a adquirir nuestra primera figura. En particular, no me gusta recurrir ni a distribuidores nacionales ni estadounidenses. Esto más que nada se debe a que suelen encarecer de más sus productos, aunque entiendo que el ganarse una comisión es algo obligatorio.

Prefiero recurrir a la fuente original, que casi siempre es Japón (con contadas excepciones) y existen varios comerciantes en línea con buenos precios y calidad de servicio, como Play-Asia, Amiami, Hobby Search, Hobby Link Japan y otros más. Algo que es prácticamente obligatorio es contar con una tarjeta de crédito o una cuenta de PayPal.

Una cuenta de PayPal te ahorrará muchos dolores de cabeza y es prácticamente una opción universal para comprar en Internet.

Sé que hay mucha gente que tiene todavía una tarjeta de débito, pero sinceramente, si quieren ahorrarse problemas es mejor tener alguna de las otras dos opciones (o ambas, si es posible). Algo que también deben tener en mente es que casi siempre es mejor reservar las figuras que les interesen.

Figuras - Nendoroid K-ON! Mio y Yui

Nendoroid de K-ON! de Mio Akiyama y Yui Hirasawa

Pide por anticipado o te lamentarás después

Hay figurines que a pesar de que salen a la venta muchos meses después, sus reservas se agotan en un abrir y cerrar de ojos. Esto sucede especialmente cuando están basadas en videojuegos o series de anime cuya popularidad está en plena efervescencia. Lo he visto pasar con las estatuillas basadas en One Piece, K-ON!, Puella Magi Madoka Magica o Tiger & Bunny. Si nos descuidamos, lo más seguro es que aquella atractiva figura que nos atraía quede fuera de nuestras manos.

A pesar de ello, no todo está perdido. Hay ocasiones que este tipo de coleccionables se agotan en algunas tiendas, pero hay otras menos conocidas donde podemos todavía encontrarlas; solo es cosa de ponerse a buscar. Pero también algo que podemos hacer es verificar su reputación en línea, para ver qué tan fiables resultan estos comercios.

Generalmente, cuando reservamos un figurine no tenemos necesidad de pagar de inmediato. Aunque esto no siempre aplica a todos los detallistas.

Digamos que ya seleccionamos una figura, elegimos donde la compramos y ya hasta la reservamos. ¿Qué falta por hacer? Decidir la forma en que queremos que llegue a nuestras manos. Si tenemos la opción, lo mejor es pedir un seguro por nuestro pedido y así nos ahorramos cualquier tipo de imprevisto.

Figuras - Ars_Nova de Arpeggio of Blue Steel

Figura de 1/8 de Ars Nova de Arpeggio of Blue Steel

Decidiendo entre velocidad, seguridad y precio

En cuanto al tipo de envío, debemos estar conscientes que entre más rápido sea, más caro será. Generalmente, las opciones más comunes son SAL o EMS: cualquiera de las dos son a través del correo (en el caso de México, Sepomex); en lo particular, siempre prefiero EMS, aunque sea un poco más caro.

Esto se debe a que tiene un número de guía y esto es muy útil al momento de hacer cualquier tipo de reclamo en la oficina postal. Puede ser que pasen las semanas, pero al menos podremos ver por dónde es que va nuestro paquete. Y un lugar donde se va a tardar seguramente será la aduana de nuestro país.

La aduana de cada país tiene diferentes reglas, y no estaría de más que consultaras las que maneja la de tu país con este tipo de productos.

De seguro se preguntarán si hay que pagar impuestos o no al momento de hacer una compra. Aunque de momento no me ha tocado hacerlo con pedidos que me llegan por correo, nunca puede descartarse del todo dicha posibilidad. Sin embargo, el único que puede ilustrarnos acerca de si un paquete paga impuestos o no es un agente aduanal.

Figuras - Revoltech Professor Layton

Revoltech Yamaguchi No. 086 del Professor Layton

Cuidando cada aspecto de nuestro pedido

Pero si de casualidad su pedido viene con algún regalo de parte de la tienda, o algo extra, como algún artículo de tela, tengan cuidado: quizá su figura no pague impuestos, pero lo que la acompaña sí, y especialmente si es algo fabricado en China, que hasta hace un tiempo (no sé si dicha regla sigue) pagaba aranceles muy altos.

Pero si todo sale bien, su figura llegará a sus manos, lista para adornar su estante o repisa favorita. Será cosa ya de ustedes decidir si continúan coleccionando más figurines, pero la verdad, es algo muy agradable ver la colección de uno cuando llega a su casa y observar cómo embellece nuestro hogar.

Hay quienes gustan no desempacar sus figuras, sino dejarlas en sus cajas. Nunca he simpatizado con dicha práctica.

Cualquier comentario, duda o sugerencia que tengan, háganmelo saber en los comentarios de esta nota o a través de mi cuenta en Twitter, @U_Nintendo.

[La versión original de este artículo apareció en la edición en línea de la revista mexicana GameMaster (2009-2015), que escribí bajo mi seudónimo de A. Quatermain]