[Reseña] Hatsune Miku: Project Mirai DX

[Reseña] Hatsune Miku: Project Mirai DX

Hatsune Miku: Project Mirai DX pareciera ser solo un derivado de Project Diva. A pesar de esto, es un juego bastante completo y muy sustancioso.

Consola: N3DS
Género: Ritmo
Publica: Sega
Desarrolla: Crypton Future Media/Sega
Jugadores: 1
Lanzamiento: 8 de septiembre del 2015

Voy a ser sincero; si bien me gustan las canciones de Hatsune Miku, la idol virtual más famosa del planeta, soy un verdadero inútil al momento de jugar sus juegos. En verdad se me hacen muy difíciles la mayoría de ellos y mis tiempos de reacción al presionar los botones es bastante malo. ¡Es como si una avalancha de color, música y sensaciones se me viniera encima!

Hatsune Miku: Project Mirai DX

A tal grado, que no puedo disfrutarlos como me gustaría hacerlo. Por eso mismo, esperé con ansia para tener en mis manos a Hatsune Miku: Project Mirai DX, esperando al menos que fuera mucho más accesible que sus “hermanos mayores”. En ese sentido no salí defraudado. Aunque el juego puede disfrutarse al estilo clásico, la alternativa de usar la pantalla táctil es bienvenida.

En total, Hatsune Miku: Project Mirai DX incluye 47 canciones, entre las que están éxitos como The World is Mine, KONEKO NO PAYAPAYA o Senbonzakura.

Esta implementación, llamada Touch Mode, es similar a la manejada en otros juegos de ritmo en el N3DS, ya que debemos presionar en el momento justo cuando un círculo pasa a través de su marcador. Conforme jugamos sin fallar acumulamos puntos y generamos combos que aumentan nuestra puntuación. Esto influye también en las ganancias que obtenemos al final.

Hatsune Miku: Project Mirai DX

Marcando nuestro propio ritmo con el stylus

Al interior del juego podemos interactuar con Hatsune Miku u otros Vocaloids, ya sea hablándoles o comprándoles nuevos atuendos, comida, adornos, muebles o hasta un nuevo departamento (My Room); aquí es donde sale a relucir el dinero que obtenemos al jugar una y otra vez. El diseño de los personajes es acorde a las figuras Nendoroid de Good Smile Company basados en ellos, y así es como los veremos durante los videos que incluye este juego.

Si bien no es la apariencia a la que muchos están acostumbrados, sin lugar a dudas Miku y sus amigos se ven encantadores bajo esta nueva forma. Otra de las razones para jugar continuamente este título es para desbloquear nuevas canciones, ya que no todas están disponibles desde el inicio; lo mismo puede decirse de sus niveles de dificultad, que también son desbloqueables.

En base a las canciones incluidas, existen hasta 78 variantes de ellas dependiendo de los diferentes Vocaloids que pueden interpretarlas.

Aunque el modo principal de Hatsune Miku: Project Mirai DX es el basado en el ritmo, no es la única acción que podemos realizar en este título. Además de interactuar con sus personajes, podemos jugar con ellos una partida de Mikuversi, una especie de Reversi (¡nunca pude ganar una partida!), o hasta una versión reducida del clásico puzzle de Sega, llamada Puyo Puyo 39. El juego también aprovecha las características de Realidad Aumentada del N3DS.

Hatsune Miku: Project Mirai DX

Dándole rienda suelta a nuestra creatividad

Otras opciones incluidas en este desarrollo es un editor de rutinas de baile (Dance Studio), así como otro de música (My Tune). Se agradece que se nos dé esta libertad, pero dependiendo del talento de cada quien es que sabrá sacarle justo provecho a estas características. También es posible intercambiar nuestras creaciones y Profile Card a través de StreetPass o SpotPass, cuyo soporte también está habilitado.

Quizá el mayor problema que puede encarar Hatsune Miku: Project Mirai DX es el recibimiento de parte de los fans de la serie, que acostumbrados a la dificultad de ésta, notarán que el desafío en este juego no es tan alto como sus semejantes en el PS Vita. Pero esa misma desventaja lo vuelven una mucho más disfrutable y divertida experiencia para quienes lo toman como su primera entrada a la serie.

Solo seis de los temas incluidos pueden ser jugados en la dificultad más alta. Hubiera sido deseable que todos tuvieran esa opción.

En cuanto a su calidad gráfica, es muy buena; el efecto de profundidad está bien aplicado y los modelos de los personajes destacan mucho debido a su diseño en la pantalla del N3DS, además de estar animados de forma decente; esto se nota más en los videos musicales, que ahora son en tiempo real. Respecto de su música, es una buena selección; tenemos 19 temas nuevas y 28 provenientes de entregas anteriores.

Hatsune Miku: Project Mirai DX

J-pop virtual deleitando nuestros oídos

Como se imaginarán, las melodías son mucho más disfrutables si jugamos con un par de audífonos puestos; así es como se aprecian a mejor calidad. Aunque terminar el juego no nos tomará mucho tiempo que digamos, tendremos que jugarlo varias veces para obtener todo lo que ofrece, e igualmente, para conseguir el dinero suficiente para conseguir algunos artículos en especial.

Cuando vemos videos al interior del juego, podemos agregarles comentarios. Estos se despliegan de forma semejante a los del servicio de streaming NicoNico.

Podrá ser que algunos echen de menos ciertas composiciones no incluidas en este juego, y hasta quejarse de algunas que si llegaron a esta versión. Pero sin duda Hatsune Miku: Project Mirai DX es un excelente punto de entrada para quienes están interesados en la música de la más grande diva digital del mundo.

Si todavía tienes dudas respecto a este juego, ¿por qué no pruebas el demo que está disponible en la eShop? Así sabrás si este título es para ti.

One thought on “[Reseña] Hatsune Miku: Project Mirai DX

Deja un comentario