[Reseña] Yoshi’s Woolly World

[Reseña] Yoshi's Woolly World

Aunque retrasado con respecto Europa, por fin pude ponerle las manos encima a Yoshi’s Woolly World, uno de los más divertidos plataformeros en Wii U.

Consola: Wii U
Género: Plataformas
Publica: Nintendo
Desarrolla: Good-Feel
Jugadores: 1-2
Lanzamiento: 16 de octubre del 2015

Yoshi's Woolly World

En una generación en la que ya tuvimos a un plomero gatuno, un héroe tragaldabas de plastilina o un gorila congelado, ¿por que no íbamos a tener un dinosaurio de estambre? Esa es la idea con la que el estudio Good-Feel jugó para crear el nuevo juego para Wii U de Yoshi. Inspirándose en el trabajo realizado con Kirby’s Epic Yarn en Wii, este equipo decidió llevar la experiencia que habían acumulado a un nuevo nivel.

Los integrantes de Good-Feel no son para nada unos novatos; entre ellos están antiguos empleados de Konami que trabajaron en la serie de Goemon.

Esto salta a la vista con Yoshi’s Woolly World. En su apartado visual, responsabilidad de la diseñadora Ayano Otsuka, el mundo que observamos aprovecha a plenitud las infravaloradas capacidades de la consola casera de Nintendo. Las texturas empleadas para ilustrarlo conforman un colorido y rico mosaico formado por retazos de tela, nubes de pelusa, pedazos de hilo, brillantes botones y cierres metálicos.

En mucho ayudan los gráficos en alta definición con que cuenta y el casi constante frame rate en dar esta impresión. Pero lo mejor de todo es que Yoshi’s Woolly World no se queda en la mera apariencia. Esto sale a relucir en el diseño de cada zona, donde a cada instante vemos aplicadas ideas provenientes de la historia de esta franquicia, pero acomodadas a este entorno de estambre y algodón.

Yoshi's Woolly World

Hilos de agua escurriendo entre los dedos

Las mecánicas incorporadas varían agradablemente la jugabilidad en el más de medio centenar de niveles incluidos, divididos en seis mundos principales. Si bien algunos son lineales, otros son pequeños laberintos cuya resolución puede llegar a confundirnos y nos hará probar cualquier locura para seguir adelante. Hay varios conceptos creativos que debutan en este juego, así como enemigos inéditos.

En cada nivel hay desperdigados rollos de hilo o Wonder Wools, que al ser recolectados nos dejan desbloquear un nuevo patrón de diseño para Yoshi.

Alguna vez el diseñador Takashi Tezuka, que supervisó la creación de Yoshi’s Woolly World, comentó que habían decidido remover el contador de tiempo del juego para motivar a los jugadores a explorar cada uno de los niveles. Esto es de agradecer, porque sin duda invertiremos varias horas en conseguir cada joya, flor, parche o pieza de estambre oculta.

Yoshi's Woolly World

¿Hey, que no ese piso se ve algo… peculiar?

Jalar cualquier cabo suelto, indagar en lugares sospechosos o empujar los muros serán tareas casi obligatorias en este título para conseguir el ansiado 100%. Ocasionalmente también accederemos a zonas especiales, donde Yoshi puede adquirir formas alternas que van desde una máquina excavadora, una sombrilla flotante o hasta una veloz motocicleta.

De vez en cuando también tendremos acceso a algunos minijuegos extra al terminar un nivel.

Good-Feel en verdad se superó con Yoshi’s Woolly World, agregando conceptos únicos a ciertos niveles que no vuelven a repetirse. Incluso me da la impresión de que no solo agregó cosas de su propia cosecha, sino que hasta tomó ideas de otros juegos de Nintendo. Habrá veces que la perspectiva de los niveles que recorramos cambiará de forma semejante a como Retro Studios experimentó con la serie de Donkey Kong Country.

El juego puede disfrutarse tanto en solitario como en compañía de otra persona, aunque en este caso la coordinación entre ambas partes debe ser esencial, ya que es muy probable que en lugar de ayudarse mutuamente, terminen estorbándose. Pero los jugadores que decidan emprender la campaña por sí solos pueden también recurrir al amiibo de Yarn Yoshi para obtener ayuda extra.

Yoshi's Woolly World

Nunca está de más llamar a las reservas

Debo decir que al menos en este juego este tipo de apoyo se agradece, en especial cuando se trata de alcanzar objetos para los que nuestra habilidad no da para más. De hecho, en Yoshi’s Woolly World están implementadas varias ideas que le facilitarán la vida a muchas personas. Aparte de dos diferentes modos de juego, Classic y Mellow, enfocados en veteranos y novatos, también existen las insignias o Power Badges.

Hay una cantidad decente de contenido extra, pero para obtenerlo tendremos que jugar varias veces los niveles incluidos.

Éstos objetos los conseguimos al jugar y antes de cada nivel, podemos rentarlos por cierta cantidad de gemas para realizar acciones como atraer objetos a nuestro alrededor, salvarnos de caídas mortales, darnos mayor defensa o hasta recurrir a la ayuda de Poochy, el fiel can que es un personaje recurrente en los juegos de Yoshi. Como pueden ver, son extras que nosotros decidimos emplear o no.

Por lo general, es mucho más satisfactorio pasar los niveles sin recurrir a las insignias, y ya que abordamos el tema de la dificultad, el reto la mayor de las veces se siente adecuado, salvo ciertas excepciones; los combates contra los jefes. Este quizá es el punto más bajo de este título, ya que a veces es demasiado sencillo terminar con ellos.

Yoshi's Woolly World

Unas cuantas arrugas que faltaron por planchar

Obviamente, lo anterior puede no gustarle a los jugadores de toda la vida. Por suerte no todo está perdido, ya que una vez que terminemos Yoshi’s Woolly World desbloquearemos una modalidad estilo Boss Rush, donde estos grandes adversarios son más veloces y se recuperan más rápido. ¡Ojalá así hubiera sido durante la campaña regular!

Mi jornada en Yoshi’s Woolly World se extendió a poco más de 20 horas y ni así pude encontrar todo lo que ofrece.

Otro aspecto que puede desagradar a algunas personas es un “alentamiento” que sucede cuando cambiamos frecuentemente de perspectiva en ciertas zonas. No es que estorbe mucho, pero si interrumpe el flujo normal de juego. Respecto al apartado musical, algunas composiciones son remixes de temas de la serie, pero también hallamos una que otra melodía original de parte de los compositores Tomoya Tomita y Misaki Asada.

Algunas son tranquilas, pero otras destacan por su vivacidad dependiendo de la situación. Una mención aparte merece el empleo de los amiibo que no pertenecen a este desarrollo, ya que nos dejan conseguir patrones de tela adicionales para Yoshi y sus semejantes. Es un agregado curioso, pero no algo necesario para poder disfrutar este juego.

Yoshi's Woolly World

Cosas que todavía se quedaron en el costurero

Es necesario aclarar que como otros plataformeros de Nintendo, el modo multijugador de Yoshi’s Woolly World solo es local. Éste es un aspecto que la compañía no desea cambiar, pero puede haber gente que desearía que una opción en línea fuera incluida. Sin embargo, si se aprovecha el Internet, ya que las estampas que conseguimos (Stamp Patches) pueden emplearse en Miiverse.

El juego esta en español, pero pareciera que quien se encargó de las adaptaciones era el que bautizó a Goofy como Tribilín. ¡Hay nombres que en verdad suenan extraños!

Yoshi’s Woolly World como otros juegos de Wii U soporta Off-TV Play, y además del GamePad, también es compatible con el Wii Remote, Wii Classic Controller y Wii U Pro Controller. Como bien dije antes, el amiibo de Yarn Yoshi en sus diferentes presentaciones; rosa, verde y azul, así como su edición gigante, no es forzoso para disfrutar el juego.

Pero sin duda es una pieza muy bien hecha. Con el paso del tiempo, Nintendo esta produciendo figuras de mejor calidad, y ésta es una muestra más de eso. La única recomendación que tengo al respecto es que es mejor mantenerlo a resguardo, ya que el material del que está fabricado puede empolvarse o mancharse fácilmente.

2 thoughts on “[Reseña] Yoshi’s Woolly World

  1. Es un juego encantador, me la paso tremendamente jugándolo. No me molesta que no sea taaan difícil, pues el recolectar el 100% tiene su mérito. Estoy muy entusiasmado y además: me encantan los diseños de los yoshi que vas desbloqueando, ya quiero jugar con la versión yoshi de todos los amiibo.

Deja un comentario