Pokémon GO tiene una retención del 60% en Japón

Pokémon GO tiene una retención del 60% en Japón

Según cifras recabadas recientemente, al menos el 60% de los usuarios nipones siguen jugando Pokémon GO después de tres semanas.

A pesar de que las descargas y el dinero recaudado por Pokémon GO no está al mismo nivel que en su lanzamiento, eso no demerita en nada lo logrado por este título. De hecho y según este reporte de Nikkei, lo números conseguidos por esta aplicación narran una historia de éxito. A tal grado, que este juego llegó a la marca de $600 millones de dólares 2.5 veces más rápido que Candy Crush Saga.

Y este último tuvo un éxito arrollador cuando se lanzó en la primavera del 2102. ¿Cómo se compara Pokémon GO contra otros títulos? Pues si hablamos de Puzzle & Dragons, que es muy popular en el país del Sol Naciente, esa misma cantidad de dinero la consiguió el título de Niantic cinco veces más rápido. Eso según datos de la firma estadounidense App Annie.

Según este periódico japonés, el viernes se cumplieron los 100 días que Pokémon GO está disponible en la Meca de los Videojuegos. De acuerdo a una encuesta realizada por la compañía nipona MMD Labo, al menos el 60% de la gente que descargó este título móvil lo sigue jugando hasta tres semanas después. ¿Qué tiene de especial esto, se preguntarán?

Pues es que el uso de Pokémon GO es muy diferente al de otras aplicaciones para teléfonos. La norma es que del 80 al 90% de los nuevos juegos que prueban los usuarios japoneses dejan de jugarlos dos semanas posteriores a su lanzamiento. ¿Esto se repetirá en otras regiones? Para ser sincero no lo sé, pero sería interesante saberlo. Hace un tiempo redacté una nota acerca de la retención que tenía este título.

Al menos en esa ocasión,ésta era algo alta a los pocos días, y creo que esto se relaciona con la información recabada por MMD Labo. Sin embargo, esta última está hecha a una escala de tiempo mayor. Y tú… ¿sigues jugando Pokémon GO? Si no es así, ¿a las cuántas semanas dejaste de hacerlo? Es solo por simple curiosidad.