¿Cuál será el descuento de Super Mario Run en México y América Latina?

¿Cuál será el descuento de Super Mario Run en México y América Latina?

¿Cuánto costará Super Mario Run en México y otros países como Chile o Perú? Nintendo revela los precios para muchas naciones.

Previamente les informé que el primer juego del plomero (¡para mí siempre lo será!) recibirá una nueva tanda de contenido próximamente. Entre éste se encuentra un nuevo modo de juego, además de la Princesa Daisy como personaje controlable. Pero aparte de esto, será la oportunidad perfecta para adquirir Super Mario Run en México y otros países de América Latina.

Eso se debe a que tendrá un descuento del 50%. De $9.99 a $4.99 dólares, lo que sin duda será muy atractivo. Pero como casi siempre sucede, la cotización de la moneda estadounidense varía entre cada país. De este modo, en Chile el juego, que generalmente cuesta 6,500 pesos chilenos, ahora solo valdrá 3,500. En Colombia, pasará de 29,900 pesos colombianos a solo 14,900.

Super Mario Run en México costará $99 pesos, $100 menos de lo que vale generalmente en la App Store de Apple y la Google Play Store. En cuanto a Perú, pasará de 32.9 soles a solo 16.9. También depende de la tienda. En la de Google de Costa Risa será de 2,700 colones con descuento; en la de Apple es en billetes verdes. Lástima que en otros países como Brasil o Argentina, se sigue manejando en dólares o yenes el precio del juego, no en sus monedas nacionales.

Será a partir del 29 de septiembre, es decir, el próximo viernes, que el juego tendrá ese precio, y éste se mantendrá por dos semanas. Eso es lo que confirmó hace unos días Nintendo de América. Estoy seguro que habrá quienes lo quieran más barato, pero seamos sinceros, la Gran N nunca lo bajará de ahí. De hecho, es curioso que tenga una rebaja.

Los precios de Super Mario Run en México y otros países de América Latina vienen del propio sitio web del juego. Recuerdo que antes era más barato, de alrededor de $169 pesos. Probablemente se modificó desde que subió el dólar, algo que siempre nos “pega” debido a la volatilidad del peso. Y de paso, a los demás países de la región.