¿Se inspiró Shin Megami Tensei: Strange Journey en los agujeros de la Antártida?

¿Es posible que Atlus se inspirara en un fenómeno natural de la Antártida para la historia de Shin Megami Tensei: Strange Journey?

Por ahí dicen que “la realidad es más extraña que la ficción” y éste bien podría ser el caso. Quienes jugaron Shin Megami Tensei: Strange Journey en el 2010, de seguro recordarán que uno de los acontecimientos clave de su trama era la aparición de un agujero gigante en la Antártida, el Schwarzwelt, una colosal distorsión espacio-temporal.

En el juego daba acceso a una retorcida y extraña dimensión, que reflejaba localidades reales del mundo, pero plagadas de incontables legiones de demonios, espíritus, dioses y muchas otras criaturas más. Es sin duda uno de los mejores RPG que salieron en el NDS, y el próximo año llegará al N3DS como Shin Megami Tensei: Strange Journey Redux, una adaptación con algunos ajustes y contenido extra.

¿Se inspiró Shin Megami Tensei: Strange Journey en los agujeros naturales de la Antártida?

Imagen: MODIS-Aqua vía NASA Worldview; contornos del mar congelado desde AMSR2 ASI gracias a la Universidad de Bremen

Ahora, estoy recordando esto debido a un reciente suceso. Desde la Antártida llega un reporte que revela que un enorme hoyo se ha abierto en los hielos casi eternos del Continente Blanco. ¿Qué tan grande es? Pues tiene nada menos que la extensión del estado de Maine, en los Estados Unidos. Es decir, alrededor de 91,647 km², lo que no es poca cosa.

Este tipo de agujeros no son tan raros, y se les conoce como polinias. No solo en la Antártida se forman, sino también el Ártico. Lo extraordinario de éste es su tamaño. Es el más grande que se observa desde los 70, y apenas el año pasado hubo otro más, aunque no de esta magnitud. Supuestamente se forman cuando el agua más caliente y salada del fondo del mar sube cerca de la superficie.

Es por eso que derriten el hielo y se abre una polinia. La que se formó recientemente en la Antártida fue detectada hace un mes, y reportada por la Universidad de Toronto y el Southern Ocean Carbon and Climate Observations and Modeling (o SOCCOM para abreviar). ¿Será que el equipo de Atlus detrás de Shin Megami Tensei: Strange Journey se inspiró en este fenómeno natural para hacer el juego?

Es una idea interesante si se pone uno a pensar las cosas. Gracias a Motherboard y National Geographic por la información, y a Jon (Aegon) Doe (@5ch414) por el aviso.

Deja un comentario