Netflix no salvará al anime, pero sí lo ayuda

Netflix no salvará al anime, pero sí lo ayuda

Production I.G y Bones, responsables de B: The Beginning y A.I.C.O. -Incarnation-, respectivamente, hablan de los beneficios de trabajar con Netflix para distribuir sus anime.

En febrero, compartí con ustedes información de parte de Katsunori Shibata, quien reveló que los anime manejados por Netflix no implicaban que los estudios de animación recibieran más dinero. En realidad, estaban acorde a la norma. De ahí que la idea de que este servicio “salvará la industria” del anime en Japón es equivocada. Pero eso no quiere decir que no sea algo beneficioso, en especial para Production I.G y Bones.

Como les compartí antes, estos estudios hicieron una alianza con esta compañía. Lo que voy a compartirles surgió unos días antes que acabara marzo, pero la verdad no vi que se propagara mucho. Se trata de un artículo de ITmedia, donde se entrevista a Mitsuhisa Ishikawa y Masahiko Minami, presidentes de Production I.G y Bones, respectivamente. Ahí se reveló que estas casas de animación pagan el 100% de los costos de producción.

No, Netflix no pagó para hacer nuevos anime

Es decir, que Netflix no los apoya financieramente para crear series como B: The Beginning o A.I.C.O. -Incarnation-. Entre estos gastos está el trabajo de subtitulaje y doblaje. Por ejemplo, en el caso de Production I.G, la compañía tuvo que pagar por 20 subtitulaciones, y cinco doblajes. ¿Entonces, de que forma se benefician estos estudios de trabajar con esta empresa estadounidense?

El caso es que todo lo que se refiere a la distribución recae en Netflix, lo que representa un ahorro para Production I.G y Bones. Pero hay todavía más. Ishikawa y Minami revelaron que de esta manera pueden llevar sus creaciones fuera de Japón, sin necesidad de recurrir al sistema de comités. Esto es algo muy común en Japón. Muchas veces los estudios no pueden hacer nada en contra de las decisiones de estas agrupaciones.

No por nada son las que aportan el dinero para los anime que disfrutamos. Pero Netflix le permite a Production I.G y Bones “dejarlos fuera de la jugada”, y obrar según su criterio. Estas compañías consideran que son lo suficientemente grandes y estables para poder hacer esto. La alianza con este servicio de video comienza a rendir beneficios, y todo gracias a que las ganancias van directamente a los productores.

Production I.G y Bones reciben más ganancias

Ishikawa reveló que esta forma de trabajar les permite incrementar el precio de unidad de la animación clave por 20% o aun por 50%. Ojalá que todo este dinero extra no solo ayude a las casas de animación a crecer y expandirse, sino también a mejorar la calidad de vida de sus empleados. Los animadores y dibujantes, en su mayoría, perciben muy bajos salarios en el país del Sol Naciente.

Es una situación que a la larga tendrá efectos muy negativos. Ahora, cabe señalar que el acuerdo de Production I.G y Bones con Netflix es el primero de su tipo. Este no fue hecho con Netflix Japan, sino con los cuarteles generales de esta compañía. Ese es un camino que más casas de animación deberían probar. En especial aquellas que desean crear propuestas diferentes, y no dejarse manipular por los comités.

Netflix abrió una ventana a los estudios, y algunos ya la están aprovechando. ¿Cuántos más seguirán en el futuro? Gracias a @Deem939 por la traducción de esta información. Por cierto, parece que A.I.C.O. -Incarnation- sí tenía un comité asociado. Pero es posible que los siguientes proyectos de Bones no.