[Previo] The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

[Previo] The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

Nintendo decide dejar a un lado las reediciones y nos regresa a la acción multijugador con The Legend of Zelda: Tri Force Heroes.

Publica: Nintendo
Desarrolla: Nintendo EAD Group No. 3/Grezzo
Plataforma: N3DS
Salida: 23 de octubre del 2015

La idea de crear un título multijugador basado en The Legend of Zelda no es nueva; desde la versión para GBA de A Link to the Past surgió el concepto de Four Swords, que se retomó y engrandeció en el GameCube años después. Pero el interés en esta mecánica ha persistido al interior de Nintendo, como bien lo señalaron en el pasado el creador de la serie, Shigeru Miyamoto, así como su actual productor, Eiji Aonuma.

Esta misma fascinación es compartida por Hiromasa Shikata, director de A Link Between Worlds, y a cargo actualmente de The Legend of Zelda: Tri Force Heroes. Sin embargo, su inspiración viene más bien del sistema Phantom, donde el espíritu de Zelda controla una armadura y que se implementó en Spirit Tracks. Otra diferencia es en cuanto al número de héroes, que en este caso es tres y no cuatro como antes.

The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

Un trío de valerosos justicieros

Esto se debe al uso de Totem, una formación donde los tres protagonistas se apilan uno sobre otro para aumentar su altura y resolver puzzles. Según Aonuma, una columna de cuatro jugadores sería demasiado alta para ser visualizada de la forma correcta en la pantalla del N3DS, y es por eso que se tomó la decisión de limitar The Legend of Zelda: Tri Force Heroes a tan solo tres participantes.

Para jugar hay que ponerse de acuerdo; incluso para elegir el calabozo a recorrer es necesario realizar votaciones.

Esto mismo se aplica al modo en solitario del juego, donde controlamos a Link mientras los otros dos personajes son manejados por rutinas de Inteligencia Artificial. Para infortunio nuestro, esto influye en el multijugador, ya que no es posible disfrutar este juego con solo dos personas. Pero por suerte, en mucho ayuda que este título soporte también partidas tanto locales como en línea, además de otras características.

The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

No es el Hyrule que conoces

Ahora la aventura no se realiza en este clásico lugar, sino en un reino donde todos están locos por la moda, llamado Hytopia. Esto incluye al Rey Tuft, y a su hija, la Princesa Styla, que está condenada a vestir un extraño y entallado traje debido a que es víctima de la maldición de una bruja.

El diseño de personajes fuera del Héroe de Hyrule es un tanto curioso, y raya en lo extravagante.

Por lo mismo el monarca busca la ayuda del héroe legendario para resolver el problema, y así es como Link entra en escena. Sin embargo, también llegan otro par de aventureros que dicen ser los verdaderos paladines de la justicia, y en vista de esto, el gobernante decide que todos tomen parte en la misión.

The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

Siempre a la última moda

La pasión por el glamour también se extiende a Link y sus compañeros. En el juego recolectamos materiales para crear nuevos trajes que nos otorgan habilidades extra. Por ejemplo, el vestido de Zelda (Legendary Dress) nos da corazones adicionales.

Además de estos atuendos, están disponibles también armaduras de samurái o hasta gatunas vestiduras.

También podemos disfrazarnos de Zoras o Gorons, obteniendo beneficios extras. En el primer caso ganamos la habilidad de nadar, mientras que en el segundo podemos sumergirnos en lava derretida. Con estas capacidades enfrentaremos los retos de los 32 escenarios incluidos en The Legend of Zelda: Tri Force Heroes, divididos en zonas conocidas como Woodlands, Riverside, Volcano, Ice Cavern y Fortress.

The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

Multijugador con opciones

Aparte del modo cooperativo, hay uno estilo Player versu Player o PvP llamado Versus Mode (o Coliseum), donde obtenemos mejores ingredientes para nuestro equipo. También está la modalidad de Boss Rush y aunque no hay chat de voz como tal, existe un sistema de comunicación basado en graciosos emoticonos. El soporte para Download Play localmente está presente.

A fin de promocionar la salida de TLOZ: Tri Force Heroes, Nintendo lanzará el 30 de octubre el Hyrule Gold Edition New N3DS XL.

Esto sin duda es una buena noticia, ya que no requerimos de tres copias de The Legend of Zelda: Tri Force Heroes para poder disfrutarlo, si no solo de una. Es por lo mismo que este título es ideal para jugar en familia o con nuestros amigos más cercanos.

The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

Vida compartida por tres

Uno de los aspectos clave en Tri Force Heroes es que los tres héroes involucrados comparten una misma línea de vida. Por lo mismo la cooperación es vital para triunfar, y en el caso de que juguemos solos, seremos acompañados de un par de muñecos de papel (Doppels) que tomarán su lugar.

El uso del motor gráfico de The Legend of Zelda: A Link Between Worlds fue una buena elección; el frame rate de este nuevo título saldrá beneficiado de eso.

Aunque la implementación de la formación Totem tiene que ver con la mecánica de juego, también hay una justificación dentro de la trama de este título. Supuestamente, una profecía vaticinaba el arribo de tres héroes que harían uso de ésta, y fue por lo mismo que el rey les dio el visto bueno para actuar.

The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

Aparte de la cronología oficial

No está claro en que parte de la línea del tiempo de The Legend of Zelda cae este título, y es probable que no lo haga. De hecho, aunque existe un pueblo y castillo, no tiene un mundo conectado entre sí como otros títulos de la saga.

Sin embargo, en base a los artes conceptuales publicados hace unas semanas, es probable que conozcamos a varios personajes en nuestra jornada, algunos de ellos bastante raros. Uno en especial y de amenazante aspecto podría ser el antagonista principal de la historia.

The Legend of Zelda: Tri Force Heroes es una interesante propuesta, aunque de seguro algunos habrían preferido mejor una entrega más en la línea de la serie regular. Pero se agradece que hayan dejado de lado las reediciones, por muy buenas que éstas sean.

[La versión original de este artículo apareció en la edición impresa de la revista mexicana GameMaster No. 70, septiembre 2015, que escribí bajo mi seudónimo de A. Quatermain]