[Reseña] Lord of Magna: Maiden Heaven

[Reseña] Lord of Magna: Maiden Heaven

Lord of Magna: Maiden Heaven es la clara muestra de que las malas acciones pasadas son una pesada carga. Pero lo que en verdad importa es el ahora.

Consola: N3DS
Género: RPG
Publica: XSEED Games
Desarrolla: Marvelous!
Jugadores: 1
Lanzamiento: 2 de junio del 2015

Cuando Neverland cerró sus puertas parecía ser el adiós definitivo para las producciones de esta compañía, responsable en el pasado de la serie Rune Factory. Sin embargo, algo perduró del estudio, y un pequeño grupo de desarrolladores emergido de sus filas tuvo la oportunidad de crear este juego como su último proyecto.

Lord of Magna: Maiden Heaven

Como en la mejor tradición de este desarrollador, se trata de un RPG. Sin embargo, en esta ocasión deja un poco de lado el aspecto de simulador de granja y se enfoca mucho más en el combate. Durante esta aventura tomamos el papel del joven Luchs Eduard, quien debe de hacer mancuerna con un grupo de siete misteriosas chicas, las Artemisias.

La granja de Lord of Magna no la atendemos nosotros, sino las personas que reclutamos vía StreetPass. Ellos se encargarán de obtener artículos para nosotros. Esta característica también sirve para sostener Free Battles.

Sin embargo, no contará con la ayuda de todas desde un inicio, sino que irá encontrándose con ellas de forma paulatina e irán uniéndose a su grupo. Él, un simple hotelero de profesión (un puesto heredado), deberá de encarar junto con sus hermosas acompañantes un poder creciente que buscar doblegar y conquistar el mundo.

Lord of Magna: Maiden Heaven

Jardín de alegres y puras doncellas

Pero a lo largo de su jornada comenzará a descubrir una historia perdida y olvidada en el tiempo. Quizá lo que más hace destacar a este título es su sistema de juego. La mayor parte de los enemigos que enfrentamos vienen en formaciones; si golpeamos a uno de ellos y es lo suficientemente débil, saldrá volando.

Al impactar a otro rival, lo impulsará hacia atrás, golpeando a cualquiera que esté en su trayectoria. Viéndolo de cierta manera, es como si el adversario se convirtiera en una especie de bola de billar, y en consecuencia, al impactar a sus iguales provoca que salgan volando en diferentes direcciones.

Una de las ventajas del juego es que hay varios finales (uno por cada chica) que aumenta su rejugabilidad.

Aprovechando esto es como generamos reacciones en cadena y hacemos combos. Esto no es simplemente para presumir nuestro puntaje, sino que es algo esencial, ya que así acumulamos energía para realizar ataques más poderosos. Estos los necesitaremos cuando enfrentemos a los jefes y subjefes de Lord of Magna, que tienen bastante aguante y resistencia.

Lord of Magna: Maiden Heaven

El fin justifica los medios

Los personajes de nuestra partida pueden tener ataques a corta y larga distancia que debemos explotar en nuestro beneficio. Esto también se aplica a objetos que hallamos en los calabozos y que nos sirven para hacer mucho mayor daño, como barriles explosivos.

Otros elementos que debemos administrar lo más posible son los que nos curan, ya que los combates pueden durar un buen rato. Por suerte, es factible mejorar a nuestros héroes con ítems, o participando en misiones adicionales. Las pláticas que Luchs tiene con sus jóvenes aliadas también sirven para fortalecer sus lazos con ellas.

Lo más molesto del juego son los generadores de enemigos. La mejor estrategia es destruirlos lo más rápido posible.

Lo que más afecta a Lord of Magna: Maiden Heaven es el bajo presupuesto detrás de su creación. No puede negarse que el diseño de sus enemigos peca de genérico y hasta su mapa es demasiado sencillo para su propio bien. Si bien usa el efecto estereoscópico del N3DS, no lo aprovecha del todo como otros títulos.

Clásica presentación del Lejano Oriente

Eso sí, cuenta con cinemáticas animadas que le van muy bien al tono del juego. Si hablamos de su música, es decente más no sobresaliente. Respecto de la actuación de voz, está presente de forma parcial. Sin embargo, con todo y sus defectos, Lord of Magna: Maiden Heaven es un RPG muy agradable.

Sus carismáticos personajes, inspirados en tropes del anime (¿alguien dijo harem?) y su dosis de fan service (¿chicas con trajes de sirvientas? ¡¿en dónde firmo?!) hacen más llevadero jugarlo. Es un título acorde a los gustos de los aficionados a los títulos japoneses, pero nada más.

[La versión original de este artículo apareció en la edición impresa de la revista mexicana GameMaster No. 68, julio 2015, que escribí bajo mi seudónimo de A. Quatermain]

One thought on “[Reseña] Lord of Magna: Maiden Heaven

Deja un comentario