[Reseña] Splatoon

[Reseña] Splatoon

Es increíble ver como Splatoon, de ser un simple montón de bloques de tofu, se convirtió en un concepto tan divertido y creativo.

Consola: Wii U
Género: Third Person Shooter
Publica: Nintendo
Desarrolla: Nintendo EAD Group No. 2
Jugadores: 1-8
Lanzamiento: 29 de mayo del 2015

Todo lo que engrandece a Splatoon se basa factores bien combinados. En primera instancia su mecánica principal, que se enfatiza en la conquista del terreno usando la tinta de colores expelida por sus protagonistas, los Inklings y cuya naturaleza dual enriquece su jugabilidad. Descendientes de los calamares, pueden regresar a su forma primigenia y usarla para sumergirse y desplazarse velozmente en su propia tinta.

Splatoon - Turf War - Splatfest Transformers

Pintando y rociando hasta la victoria

Aunque el objetivo principal siempre es pintar, entorpecer la labor del oponente es algo necesario; es el balance entre conquista y acoso lo que nos lleva a la victoria. Nuestro personajes, a semejanza de estas criaturas acuáticas, son unos expertos para emboscar, infiltrarse y alcanzar lugares inaccesibles. Esto es muy útil en la modalidad Turf War, donde ocho jugadores agrupados en dos equipos se verán cara a cara.

Sin embargo, es en la categoría Ranked Battle (accesible a los jugadores de nivel 10 o mayor) que la competencia se vuelve feroz, al buscar controlar una pequeña área en el modo Splat Zone, al típico estilo de Rey de la Colina o King of the Hill. Para combatir tenemos múltiples armas inspiradas en pistolas de agua e implementos de pintura, con ventajas y desventajas basadas en alcance, potencia y versatilidad. Pero eso no es todo.

En la arcadia de Inkopolis Plaza accedemos al minijuego de Squid Jump. También existen Squid Racer, Squid Beatz y Squidball, pero para acceder a ellos necesitamos los amiibo de Splatoon.

Cada una se asocia a armamento secundario, como bombas o aspersores; y otras especiales como escudos, bazucas o hasta un invencible kraken que obtenemos al llenar un marcador. Pero una buena arma no es garantía de victoria: importa mucho nuestro equipo. Éste, dividido en aditamentos para la cabeza, ropa y zapatos, tiene ranuras que guardan 24 diferentes tipos de potenciadores.

Splatoon - Squid Jump

Sin piedad alguna para los débiles

Éstos nos dejan desde subir nuestra defensa o velocidad, hasta ahorrar tinta, tener mayor resistencia o descubrir trampas ocultas. No todas las habilidades están disponibles desde el inicio: entre más usemos una prenda, sus ranuras se activarán. Mas nada es gratis en las tiendas de Splatoon; para obtener armas y equipo necesitamos dinero y subir nuestro nivel. Ambos objetivos los logramos jugando constantemente vía Internet.

Además de los modos en línea, existe una modalidad local para dos participantes, Battle Dojo, donde un jugador usa el GamePad y el otro el Pro Controller, Classic Controller o un mando con el Wii Remote Plus acoplado. El objetivo es romper más globos que el rival y estorbarle de paso. Pero siendo sincero no es algo tan divertido, y el frame rate, que casi siempre es de 60 fps, sufre por su causa.

El Hero Mode, aunque no nos deja acumular dinero, si nos permite obtener planos para nuevas armas y contenido para el modo multijugador.

El Hero Mode es donde se narra la historia de Splatoon. Aquí debemos rescatar a la robada fuente de energía de Inkopolis, el Great Zapfish, mientras infiltramos Octo Valley, territorio de los antiguos rivales de los Inklings, los Octarians. Tanto los niveles como las situaciones y retos que enfrentamos destacan por su diseño, aunque ciertas arenas de los modos para varios jugadores aparecen como campos de batalla.

Splatoon - Hero Mode

Entrena y supérate a ti mismo

Los jefes y subjefes representan un desafío decente, recordando con sus acciones a rivales de títulos de Nintendo EAD Tokyo. No obstante, el adversario final es otro asunto: con él debemos de hacer gala de todo lo aprendido y de nuestra propia pericia. No es una simple “esponja traga balas”, sino un adversario formidable del que PlatinumGames e id Software estarían orgullosos.

Gráficamente, Splatoon es un juego hermoso y fresco, a pesar de sus cortes de sierra (jaggies). Mucho de esto se debe a su línea de arte, colorido y diseño de personajes, que gozan de gran carisma. Tiene un estilo visual propio como Jet Set Radio y The World Ends With You lo tuvieron en su tiempo, que se conjuga con las rítmicas y estridentes creaciones musicales de manos de los compositores Toru Minegishi y Shiho Fujii.

Los amiibo de Splatoon, además de agregar misiones de reto, nos permiten obtener dinero extra, nuevas armas y atuendos.

Quizá el mayor punto flaco de Splatoon al momento de su salida fue su contenido. Al inicio solo habían cinco arenas disponibles y hacían falta más modos de juego. El matchmaking, que junta a jugadores con estilo de combate similar, no se entendió en un inicio; y la rotación entre mapas (dos cada cuatro horas) dista mucho de ser la ideal. Se entiende la ausencia del chat de voz según deseo de sus propios creadores, pero se echa de menos otra forma de comunicación. Sin embargo, es un título sólido y un grandioso inicio para una prometedora serie.

Splatoon - Splatling

Las mejores cosas de la vida son gratis

Desde la salida de Splatoon, el equipo a cargo ha publicado una gran cantidad de contenido fresco para el juego. Además de nuevas armas, mapas y accesorios, actualmente están disponibles nuevos modos de la categoría Ranked Battle, como son Tower Control y Rainmaker.

Opciones como jugar con amigos en cuartos con sus propias reglas ya están habilitadas, e incluso se ha elevado el nivel final a 50 en Turf War y S+ en Ranked Battle. Aunque algunas de estas novedades ya venían incluidas en el disco de este título y se habilitaron posteriormente, también una parte significativa fueron llevadas a cabo por la excelente recepción que ha tenido este juego.

La ausencia de lag en las mayorías de las partidas en línea de Splatoon hablan de la calidad del netcode empleado.

Según el personal de Nintendo EAD Group No. 2, las actualizaciones de Splatoon continuarán por un buen tiempo. Estamos claramente ante el nacimiento de una prometedora franquicia de la Gran N, que de seguro seguirá dando que hablar en las futuras consolas de la compañía y que quizá trascienda a otros medios.

[La versión original de este artículo apareció en la edición impresa de la revista mexicana GameMaster No. 68, julio 2015, que escribí bajo mi seudónimo de A. Quatermain]