La importancia de Mario en Río 2016

La importancia de Mario en Río 2016

Uno de los momentos más sorprendentes de la clausura de los Juegos Olímpicos fue ver a Mario en Río 2016. Pero, ¿por qué fue esto tan importante?

Fue algo de verdad muy especial. Sí, al menos para mí así fue. Mientras redactaba una nota y estaba de espaldas al televisor, escuché a mi hermano decirme que Hello Kitty estaba en la clausura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Sorprendido, volteé y fue cuando la magia apareció. No solo era ella, sino que en una sucesión de imágenes entraron en escena Oliver Atom de Super Campeones, Doraemon y hasta el Primer Ministro de Japón, Shinzō Abe.

Abordo de su limusina, pretendía llegar al cierre de las competencias deportivas, pero se dio cuenta que no podría hacerlo. Fue ahí que encontró la solución… ¡convertirse en Mario! Solo así y a través de una de las clásicas tuberías de la serie de Super Mario Bros. (y la ayuda de Doraemon) que pudo cumplir con su objetivo. No sé quien fue el responsable directo de dicha filmación, pero se apuntó una estrella de excelencia con ella.

¿Fui solo yo o el video tenía ciertos acordes que recordaban a Cowboy Bebop? El caso es que detrás de su música se encuentra la cantautora Ringo Sheena.

Para algunos ver a Mario en Río 2016 solo fue un anticipo de lo que podemos esperar de Tokyo 2020, pero como siempre, hay que ver entre líneas. Debido a la riqueza cultural de Japón, este video pudo ser muy diferente. ¿Qué tal un escaparate de las antiguas tradiciones japonesas? Sí, esas mismas que provienen del vasto folclore nipón. Pero como bien se dieron cuenta, no fue así.

http://universo-nintendo.com.mx/2016/08/21/super-mario-doraemon-oliver-atom-rio-2016/

Homenaje al Japón de nuestros tiempos

En su lugar, lo que brilló fue la cultura pop japonesa en la forma de sus iconos más relevantes, que han permanecido a lo largo de los años. La línea de productos de Hello Kitty y esta misma minina inició a mediados de los 70. Doraemon y Super Campeones (Captain Tsubasa) también tienen mucho camino recorrido. El primero nació a finales de los 60, mientras que el segundo en los 80.

Ambos son dignos exponentes del manga y anime; eso fue lo que ambos representaron en esta filmación. Respecto de Pac-Man y Mario, ambos son quizá las mascotas de videojuegos más emblemáticas de origen japonés. El primero surgió en 1980, mientras que el segundo un año después, en 1981 y bajo el nombre de Jumpman en conjunto con Donkey Kong.

El que un presidente de una nación (en este caso, primer ministro) se prestara para algo así es por demás inusitado y sorprendente.

Este video con Mario en Río 2016 dejó en evidencia una cosa: todos ellos son iconos modernos. De entre los miles de productos, manga, anime o videojuegos generados por el país del Sol Naciente, fueron elegidos para convertirse en sus “embajadores”. A lo largo de decenas de años, han sido la carta de presentación de Japón de cara al mundo, conquistando los corazones de Occidente.

La importancia de Mario en Río 2016

Embajadores del país del Sol Naciente

Esto destaca en especial en el caso de Mario, quien tuvo un papel especial en esta producción. Esto fue muy evidente a todo lo largo de ella. Él fue el personaje por medio del cual el primer ministro llegó a Río de Janeiro. Igualmente, cuando abrió el folleto de esa ciudad brasileña, su nombre apareció claramente escrito en éste. Sin descontar que Shinzō Abe apareció con su gorra también.

Si el objetivo era que Mario en Río 2016 se luciera, se cumplió cabalmente. Pero, ¿para qué? ¿Con qué objeto las cosas se dieron así? Queda muy claro que Nintendo tuvo que ver con esto. Esto es lógico, ya que solo la compañía habría permitido que uno de sus personajes más importantes salieran en este tráiler. Mas… ¿de dónde surgió la idea? Aún no se sabe, pero parece que todo se planeó desde mucho tiempo atrás.

No solo destacó Mario en Río 2016 y otros personajes. Su emblemática tubería también lo hizo, al grado que se mantuvo como la pieza central del anuncio de Tokyo 2020.

Ni duda cabe que la Gran N salió ampliamente beneficiada el día de ayer. ¿En qué sentido? Pues simplemente por la exposición que ganó Mario y su propia franquicia. Millones y millones de televidentes de todo el mundo estaban al pendiente de lo que pasaba en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Lo que este publicador y desarrollador consiguió fue una cantidad enorme de publicidad.

La importancia de Mario en Río 2016

Rompiendo récords de audiencia en minutos

Pokémon vivió algo parecido cuando se exhibió el comercial del Super Bowl 50. Pero no puede compararse la audiencia de este evento a los Juegos Olímpicos. Según algunos conteos, más de 111 millones de personas vieron este partido de fútbol americano. Aunque todavía falta conocer las cifras de Río 2016, solo por citar un ejemplo en la ceremonia de clausura de Londres 2012 hubo alrededor de 750 millones de espectadores.

Solo la Copa Mundial de Fútbol puede equipararse en récords de audiencia a los Juegos Olímpicos. Lo que Nintendo consiguió con esto es invaluable. Es simple y llanamente un reconocimiento a su legado, y a la obra de Shigeru Miyamoto, el creador de este personaje. Me gustaría haber visto la sonrisa en la cara de este diseñador cuando vio a su querido “hijo” entrar en escena.

Ni todos los Nintendo Directs, presentaciones del E3 o conferencias tuvieron una audiencia semejante a la de este video. Cientos de millones de personas lo contemplaron en tiempo real alrededor del globo.

De hecho, cualquier agencia de publicidad mataría por tener un público de centenares de millones de personas. La presencia de Mario en Río 2016 fue sin duda algo que nunca habríamos imaginado ver, ni siquiera en mil años. Había rumores previos acerca de que Pokémon también haría acto de presencia, pero al final esto nunca sucedió.

La importancia de Mario en Río 2016

Publicidad que rendirá buenos y jugosos frutos

Con la aparición del fontanero, Nintendo volvió a demostrar que él sigue siendo su personaje más relevante. Sí, Pokémon GO disparó la popularidad de los monstruos de bolsillo como nunca en estos meses. Pero para la Gran N, Mario siempre tendrá el papel principal. Por más de 30 años, este humilde plomero bigotón se mantiene en el gusto del público. ¡Ya quisieran algunas series actuales lograr lo mismo!

¿Fue Mario en Río 2016 solo un “anticipo” de lo que veremos en Tokyo 2020? Tendremos que esperar cuatro años para averiguarlo. Pero sin duda las miradas del mundo fijaron de nuevo sus ojos en este personaje, así como los demás que participaron en este video. Al menos 130 millones de personas han descargado Pokémon GO, llamando la atención sobre la franquicia en que está basado.

¿Qué es lo que provocarán los posibles 750 millones que vieron el cierre de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016? La pregunta queda en el aire. Por cierto, la acciones de Nintendo tuvieron un repunte de alrededor del 3% debido a la presencia de Mario en Río 2016. ¡Vaya que es voluble el mercado bursátil!