Guillermo del Toro y la cinta de Doctor Strange que nunca fue

¿Cómo habría sido una película de Doctor Strange de Guillermo del Toro?

A través de Neil Gaiman, ahora sabemos que él y Guillermo del Toro le propusieron a Marvel la creación de una película de Doctor Strange.

Por un buen tiempo, al menos desde el 2008, era conocido que el director Guillermo del Toro y el escritor Neil Gaiman, tenían la intención de trabajar en una película de Doctor Strange. Fue precisamente después de Hellboy 2: el ejército dorado, que ambos se pusieron a jugar con dicha idea. Mientras que del Toro se encargaría de dirigirla, Gaiman estaría a cargo del guión.

Pero a final de cuentas, el proyecto no logró concretarse. Se llegó a pensar que fue debido a la agenda de trabajo del cineasta mexicano, demasiado inmiscuido en la trilogía de El Hobbit y Hellboy 3, que al final no pudieron ser concretados del todo. Pero en realidad, no fue así, y lo que apenas se está revelando es que que de verdad Guillermo del Toro y Neil Gaiman llevaron la idea a Marvel.

Esto fue dado a conocer en una plática vía Twitter entre el propio Gaiman y el escritor de cómics Kurt Busiek. ¿Qué fue lo que pasó? Pues que a La Casa de las Ideas no le convenció del todo el concepto que tenían ambos del Hechicero Supremo y no aprobó la realización de la película. Lo que no está del todo claro es cuando se le propuso el concepto a esta editorial.

Parece ser que fue a inicios del Universo Cinemático de Marvel, y por lo mismo, el proyecto de Guillermo del Toro no encajaba en los planes a largo plazo de esta compañía. En base a declaraciones realizadas en el pasado, esta película del Doctor Strange era demasiado “extraña” a comparación de los objetivos que se había impuesto Marvel. Precisamente el fruto de este trabajo verá la luz el 4 de noviembre de 2016.

Es una pena que nada de esto pudiera concretarse; por el lado de la acción, Guillermo del Toro ha demostrado ser muy competente. Solo hay que recordar lo que hizo con Blade II, así como las dos entregas de Hellboy o Pacific Rim; y si hablamos de lo visual o la narrativa, El Laberinto del Fauno o La cumbre escarlata han demostrado que casi nunca quedaremos decepcionados con sus cintas.

A pesar de todos estos sinsabores, Guillermo del Toro ha demostrado una gran tenacidad, algo que de seguro continuará haciendo en el futuro. No importa cuantos proyectos le echen para atrás; él siempre dará lo mejor de sí en todo momento.