Children of Blood and Bone: Porque hay algo más que Star Wars e Indiana Jones

Children of Blood and Bone: Porque hay algo más que Star Wars e Indiana Jones

A pesar de que Lucasfilm siempre se asocia a Star Wars e Indiana Jones, busca diversificarse y por lo mismo hará la película de Children of Blood and Bone.

Al menos para mí, la creatividad de Disney parece salir más de las compañías que compra – Marvel Studios, Lucasfilm, Pixar Studios y 20th Century Fox – que de ella misma. Y un reciente anuncio reafirma esa idea que tengo. Esta semana se dio a conocer que el estudio detrás de franquicias como Star Wars e Indiana Jones tiene un nuevo proyecto fílmico, y se trata de Children of Blood and Bone.

Vendría a ser una película de acción con fantasía basada en la novela del mismo nombre de la escritora nigeriano americana Tomi Adeyemi. En un inicio se trataba de una producción de Fox 2000, pero parece que hubo un cambio. Kay Oyegun, el escritor de This Is Us, está haciendo un trato para escribir un nuevo guión para el proyecto, mientras que Rick Famuyiwa se mantiene asociado a esta película.

Tal parece que la propia presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, está muy interesada en esta cinta de Children of Blood and Bone. Sería una de las pocas producciones originales de la compañía después de su compra por Disney que no tiene que ver ni con Star Wars ni Indiana Jones. Pero… ¿de qué va este libro? Es la historia de Zélie Adebola, quien recuerda un tiempo en el que el suelo de Orïsha estaba lleno de magia.

Pero todo cambió la noche que la magia desapareció. Bajo las órdenes de un cruel rey, los maji fueron asesinados. Fue así como Zélie perdió a su madre, y su gente la esperanza. Pero ahora ella tiene la oportunidad de traer de regreso a la magia y cobrarse su revancha de la realeza. Con la ayuda de una princesa rebelde, debe de superar y burlar al príncipe heredero, que también quiere a toda costa erradicar a la magia.

En el mundo de Children of Blood and Bone, el peligro acecha en Orïsha. Los leoponaires de la nieve y espíritus vengativos esperan en las aguas. Pero la mayor amenaza podría ser Zélie misma, ya que le cuesta controlar sus poderes, y sus sentimientos crecientes hacia cierto enemigo. La historia suena interesante, así que habrá que ver cómo queda el filme. No es la primera vez que el estudio responsable de Star Wars quiere hacer algo nuevo.

Lucasfilm buscó diversificarse en el pasado con muy escaso éxito. Cuando era propiedad de George Lucas, realizó producciones como American Graffiti, Labyrinth, Willow y The Land Before Time. En propiedad de Disney trabajó en Strange Magic, un rotundo fracaso de crítica y taquilla. A ver si de casualidad le va mejor con Children of Blood and Bone en esta ocasión. Gracias a Deadline por la información.