Super Mario Maker tiene otro traje extra oculto

Super Mario Maker - Gnat Attack

Con la nueva actualización de Super Mario Maker, Nintendo agregó otra apariencia más al juego y que tendremos que desbloquear en base a nuestra habilidad.

Precisamente hoy Super Mario Maker recibe una de sus actualizaciones más importantes, incluyendo elementos como la media meta o checkpoint, así como power-ups que varían dependiendo de nuestro estatus. Sin embargo, otra de las monerías que incluye es nada menos que un modo difícil para el clásico minijuego de Gnat Attack, que además trae una agradable sorpresa.

Si quieren descubrirlo ustedes mismo, mejor no sigan leyendo; bueno, conste que se los dije. Como bien sabrán, si jugamos Gnat Attack y lo terminamos, obtenemos a cambio el traje de Builder Mario para el fontanero en Super Mario Maker. Pues hay otro bono escondido en su versión más desafiante. Si acaso llegamos a terminarla, obtendremos otro skin, nada menos que el correspondiente a Fighter Fly. Efectivamente, podremos obtener la apariencia de esas molestas pestes aladas que debutaron en la arcadia de Mario Bros. allá por 1983.

Super Mario Maker - Fighter Fly

Es un bonito detalle de parte de Nintendo ofrecer este extra y queda muy a modo con Gnat Attack, ya que el sprite empleado es en 8-bit; emplear el de la mosca de la versión de Mario Paint que es a 16-bit no habría sido posible. Lo mejor de todo es que no necesitamos de un amiibo para desbloquearlo.

Por cierto, recuerden que con esta actualización, será posible obtener también el nivel de Shinya Arino de Game Center CX así como su traje asociado cuando lo completemos. Super Mario Maker es sin duda uno de los grandes aciertos de parte de Nintendo, pero, ¿que vendrá después?

Según declaró hace unos días el diseñador Takashi Tezuka, además de hablar de la incorporación de los amiibo y el manejo del cursor en el juego, ya están pensando en que nuevos elementos y conceptos agregar a los títulos de plataformas de Mario.

No es algo muy sustancioso que digamos y suena mas como algo dicho al aire, pero solo demuestra que la Gran N siempre tiene varias cosas sobre la marcha.