[Reseña] Kirby: Planet Robobot

[Reseña] Kirby: Planet Robobot

Invasores de lo profundo del espacio llegan a Pop Star y será deber de hijo predilecto de Masahiro Sakurai frustrar sus planes en Kirby: Planet Robobot.

Consola: N3DS
Género: Acción/Plataformas
Publica: Nintendo
Desarrolla: HAL Laboratory
Jugadores: 1-4
Lanzamiento: 10 de junio del 2016

Desde siempre he sido un gran fan de las aventuras de Kirby, y a lo largo de las diversas generaciones de consolas, nunca he perdido la oportunidad de disfrutar de sus juegos. Por lo mismo, estoy muy consciente de la evolución que ha tenido la franquicia a lo largo de los años, y de todos los “locos” experimentos que HAL Laboratory y otros estudios han hecho con este adorable glotón.

[Reseña] Kirby: Planet Robobot

Sin necesidad de reinventar la rueda

Con el arribo del N3DS una nueva etapa para la serie llegó, de manos del director Shinya Kumazaki y el diseñador Yuki Endo. Ambos son los responsables de las entregas más recientes, como son Kirby: Triple Deluxe, y del que toca hablar en esta ocasión, Kirby: Planet Robobot. Como tal, este último podría considerarse como un sucesor del primero, en especial porque comparte su mismo motor.

Es precisamente por esto que a nivel visual no se ven muchas diferencias de este juego a comparación de su antecesor. La perspectiva 2.5D, que implica un entorno 3D sobre una perspectiva 2D, prevalece. Nuevamente existe la necesidad de moverse entre planos para resolver algunos retos que no son planteados, así como estar al pendiente de enemigos que nos atacan desde el fondo.

Sin deberla ni temerla, Dream Land y la misma Pop Star se convierten en el objetivo de la ambiciosa Haltmann Works Company.

Otro aspecto jugable que retorna es que a veces tendremos que uso del giroscopio del N3DS para pasar a través de un nivel, y esto provoca que el efecto 3D se desactive. Sin embargo, y a diferencia de Triple Deluxe, en Kirby: Planet Robobot no se ha abusado tanto de este recurso. Lo que si está completamente ausente en esta ocasión es la mecánica de Kirby Hypernova.

[Reseña] Kirby: Planet Robobot

Caballero en armadura color de rosa

Pero a cambio de ella tenemos el debut en la franquicia de la Robobot Armor, que a mi gusto es mucho más variada y/o divertida que la anterior, por lo que nunca se echa de menos. El poder de Kirby de copiar habilidades se mantiene al pilotear este armatoste, por lo que puede hacer que adquiera algunas de ellas, variando no solo su aspecto sino también sus capacidades.

Es más que común que dentro de un mismo nivel tengamos que copiar una u otra habilidad. Más que para enfrentar a algunos enemigos, para resolver ciertos puzzles que nos son planteados. Si los resolvemos de forma satisfactoria no solo obtenemos energía adicional, sino también alguna de las más de 200 calcomanías coleccionables y CodeCubes, que al completarlos en cada zona nos dan acceso a un nivel adicional.

Entre las modalidades de la armadura tenemos Beam, Spark, Jet, Parasol o Sword. Cada una de ellas tiene diferentes funciones que podemos aprovechar.

Lo que más me agradó de la armadura o mecha en Kirby: Planet Robobot es que su uso está bien dosificado. Generalmente podemos emplearla a través de los niveles, pero no siempre en las batallas contra los subjefes y jefes de este juego. Además, los poderes que adquiere al absorber enemigos hacen muy variado su funcionamiento y existen al menos 10 formas diferentes que podemos aprovechar.

[Reseña] Kirby: Planet Robobot

Cuando el desafío no es lo primero

¿Qué hay respecto a la dificultad? Bueno, en lo particular a mí los juegos de Kirby nunca se me han hecho muy difíciles y creo que esa nunca ha sido la meta de la serie. El desafío viene más de completar el 100% o a través de las modalidades estilo Boss Rush, que está presente en este juego. De hecho, hay buenas noticias para los que les gusta completar todo, ya que una vez que terminen la aventura principal se desbloquean nuevas opciones.

Los combates contra los jefes principales se me hicieron muy ingeniosos en su mayoría, y en más de una ocasión me pusieron en aprietos, en especial hacia el final. La última batalla de la campaña principal me pareció una de las mejores que he visto en la serie. No quiero adelantarles nada acerca de ella, pero para quienes amamos cierto género de juegos casi olvidados, fue casi como un “poema de amor”.

Como otros títulos de la serie, Kirby: Planet Robobot no se limita a secciones de plataformas, sino que tiene escenarios que varían agradablemente el modo de juego.

En cuanto al diseño de niveles, me dio la impresión de que hay mejoras con respecto a Kirby: Triple Deluxe, y la decoración ha cambiado sensiblemente. En especial debido a la invasión de la armada que acompaña a la inmensa nave espacial Access Ark, que ha llenado gran parte del medio ambiente de la Pop Star con diversos elementos mecánicos. Es notoria la creatividad que hay detrás de algunos de ellos.

[Reseña] Kirby: Planet Robobot

Un héroe lleno de muchos recursos

Como otros juegos de la serie, en Kirby: Planet Robobot debutan nuevas habilidades. Mientras que en Triple Deluxe vimos la aparición de Beetle, Bell, Archer y Circus, en este juego las novedades son Doctor, Poison y ESP. Cada una de estas tres tienen puntos a favor y en contra, pero por alguna razón la primera se me hizo adorable, mientras que he escuchado comentarios de que la segunda está un poco “rota”.

Respecto de la tercera, ESP, recuerda enormemente a los poderes psíquicos de Ness en Super Smash Bros., y creo que su inclusión se debe a la incorporación del uso de los amiibo en este juego. Gracias a las múltiples figuras de esta línea podemos seleccionar la habilidad que este sonrosado héroe tendrá en los niveles que recorre. Esto se extiende también a las propias estatuillas de este título.

El juego tiene más de 20 habilidades disponibles, pero hay un par de ellas que solo pueden conseguirse a través de sus propios amiibo.

¿Aportan de verdad algo indispensable los amiibo a Kirby: Planet Robobot? De ninguna manera, ya que es bastante disfrutable jugarlo sin ellos. Como en la mayoría de las ocasiones, estas figuras son solo un extra más. Pero además de la aventura principal de este título, hay otras formas de entretenernos. Una de ellas es por medio de dos minijuegos alternos incluidos, llamados Team Kirby Clash y Kirby 3D Rumble.

[Reseña] Kirby: Planet Robobot

Expandiendo un poco más la diversión

El primero de ellos es el más satisfactorio y es muy divertido jugarlo en compañía de otras personas. Compatible con Download Play, permite que hasta cuatro jugadores combatan contra diversos y grandes enemigos con una sola copia de esta aventura. Mientras que algunos de los participantes pueden enfocarse en el ataque, otros sirven de soporte, curándolos. Y es que esto es esencial, porque los ataques que recibirán de los adversarios más poderosos dañan bastante.

Solo la buena coordinación es la clave de la victoria en estas ocasiones. Aunque puede disfrutarse en solitario, es mucho más divertido jugarlo con amigos, compañeros y familiares. En las pruebas que realicé no noté ningún tipo de lag al jugar de forma local, lo que habla de un buen netcode inalámbrico. Lástima que no haya manera de hacer una partida en línea con esta opción.

La historia de Kirby: Planet Robobot parece de lo más sencilla. Pero en realidad, tiene un trasfondo interesante debido a ciertas apariciones especiales, y hasta alusiones a momentos más tristes.

En cuanto al otro minijuego, Kirby 3D Rumble, es un cambio agradable en la fórmula bidimensional. En este caso el chiste es acumular puntos haciendo combos y acabando con los enemigos con los menos disparos posibles. Pero se queda un poco corto comparado con el otro, y me hubiera gustado que fuera más extenso. También está disponible una modalidad estilo coliseo, The Arena, que al terminarla desbloquea otra más.

[Reseña] Kirby: Planet Robobot

Cuando parece que la aventura terminó…

Igualmente hay otro modo alterno, pero les dejo a ustedes el placer de descubrirlo por sí mismos. Lo único que puedo decirles acerca de éste es que vaya que se echaba de menos algo así en la historia de la serie. Si bien no hay una gran evolución en cuanto a aspectos jugables, visuales y musicales de esta aventura, Kirby: Planet Robobot es un título muy disfrutable.

Me hubiera gustado que algunos CodeCubes estuvieran mejor ocultos, pero aún así no pude encontrarlos a todos en mi primera sesión. Terminar el modo principal del juego me tomó poco más de siete horas, pero las modalidades adicionales me llevaron el doble. A pesar de esto, no le saqué el 100% a este juego, quedándome tan solo en un 85%, más o menos. Obviamente, tampoco conseguí todas las calcomanías.

Como otros juegos del N3DS, este título es compatible con características como Miiverse y StreetPass, que expanden sus funciones.

Al menos me dejó una mejor impresión que su predecesor, y en cuanto a aspectos técnicos, aún con el efecto de profundidad activado, no sentí caídas notables de frame rate. Quizá lo que más eché de menos es la falta de más minijuegos. Y es que después de que Kirby Super Star y Kirby Mass Attack dejaron muy en alto estos extras, desde hace tiempo es un aspecto que no se ha cuidado del todo en entregas más recientes de la serie creada por el diseñador Masahiro Sakurai.

Deja un comentario