El cocreador de Iron Fist, Roy Thomas, defiende a su personaje

El cocreador de Iron Fist, Roy Thomas, defiende a su personaje

Roy Thomas es el cocreador de Iron Fist, y defiende la elección de que este superhéroe fuera interpretado por un actor que no es asiático.

Desde que se anunció Iron Fist, un sector de personas exigían que el papel de este superhéroe fuera interpretado por un actor asiático americano. Sin embargo, Marvel Television ignoró dicho reclamos, y eligió a Finn Jones para interpretarlo. La polémica se ha mantenido, y ahora el cocreador de este personaje, Roy Thomas, abordó dicha cuestión en una entrevista con Inverse.

Él comentó que estaba al tanto de dichos reclamos, pero que prefería no pensar mucho en ellos. “Tengo poca paciencia para algunos de los sentimientos que cierta gente tiene” señaló, agregando que “sabe de donde vienen”. Habló acerca de la “apropiación cultural” y solo exclamó “dios mío”. “Es solo una historia de aventuras. ¿Esas personas no tienen algo mejor que hacer que preocuparse que Iron Fist no sea oriental o como sea?”.

Thomas aclaró que la palabra “oriental” no es la correcta, pero se entiende perfectamente lo que quiere decir. Después comentó que Iron Fist es un producto de su tiempo, y que cualquier personaje semejante enfrentará una controversia similar conforme progresa la sociedad. Dio el ejemplo que lo mismo le pasó a Tarzán, y que los cambios pueden hacerse. Si se hubiera dado el caso podrían matar a este superhéroe y sustituirlo por otro más.

Eso no le habría molestado, pero tampoco se avergüenza de haberlo creado. Roy Thomas no lo creó para ser de una raza en específico, solo como un hombre que fue adoctrinado en ciertas cosas. Sin embargo, señala que el mejor camino para hacer este tipo de cambios es crear nuevos héroes y nada más. Afirma que hay gente con mucho tiempo libre y tienen una “capacidad infinita para la justa indignación”.

Afirma que es un desperdicio de tiempo enojarse porque un personaje no fue creado con sus estándares en mente. “Ahora, si algo es realmente racista o degradante para un sexo o raza, grupo étnico o algo como eso, es otra cosa”, declaró. Pero en el caso de Iron Fist eso no aplica. Él viene de un lugar ficticio como una especie de Shangri-La (K’un L’un), con una etnia imaginaria y es solo un emisario.

“No hay una razón por la cual no pueda ser caucásico”, señaló atinadamente. Como un creador, Roy Thomas tiene todo el derecho del mundo de defender su creación. Si a la gente no le gusta lo que hace, que no lea sus obras simplemente. Pero nadie puede imponerle su forma de pensar. Es este tipo de debates ridículos a los que nunca se debe llegar.