Las películas de Venom, Black Cat y Silver Sable no son parte del MCU

No, Venom, Black Cat y Silver Sable no son parte del MCU

Amy Pascal confirma que ni la película de Venom, así como la de Black Cat & Silver Sable, forman parte del Universo Cinemático de Marvel.

Esto ya me lo sospechaba, pero de todas maneras es bueno escucharlo. Según Erik Davis, de Fandango, tuvo una plática con el líder de Marvel Studios, Kevin Feige, y la productora Amy Pascal de Sony Pictures. Ahí ambos aclararon lo que ella dijo previamente. Y es que ni Venom ni Black Cat o Silver Sable forman parte del MCU. Pero si pertenecen al llamado Marvel Comics Universe.

¿Qué cosa es eso? Simplemente es el que está limitado a los cómics de La Casa de las Ideas y nada más. Davis deja ver que desde que se hizo el anuncio, Pascal quería hacer una aclaración al respecto. Ella le señaló que las cintas mencionadas antes no toman lugar en el MCU. De seguro que cuando Feige escuchó esto, respiró bastante aliviado. Eso explica la expresión que tenía cuando escuchó los comentarios de la productora hace unos días.

El caso es que las cintas de Venom y Black Cat & Silver Sable son producciones creadas por Sony Pictures por separado. No están planeadas para encajar en lo que con tanto cuidado y dedicación ha creado Marvel Studios. Es de entenderse que Kevin Feige y su equipo no quieran involucrarse. En especial teniendo en cuenta los antecedentes inmediatos a Spider-Man: Homecoming.

Por cierto, Tom Holland, que precisamente interpreta al Hombre Araña, ya aclaró que él no tiene nada que ver con la cinta de Venom. No está planeado que haga una aparición especial o algo por el estilo. Es de imaginarse que las cosas seguirán así, a menos que Sony Pictures dictamine lo contrario. De esta manera, puede considerarse a ambos proyectos como algo muy aparte del MCU regular.

Esto es, para bien o para mal. Es un misterio si la compañía tendrá éxito con las películas de Venom y Black Cat & Silver Sable. A pesar de lo bien que le está yendo a Marvel Studios, no puede comprometerse con algo que no fue planeado, sino que parece que se generó espontáneamente. En el mundo del cine, como en el de los negocios, a veces un poco de precaución no cae nada mal. Gracias a NeoGAF por el aviso.

Deja un comentario